CRÍTICA ICE PEAK

Más vale tarde que nunca. Seis años han pasado desde que Keldark lanzara su primer larga duración titulado Slow Trip To Destruction. Ahora, en este 2013, cuando las circunstancias y las situaciones personales se lo han permitido, han vuelto a asomar la cabeza. En pleno agosto la banda valenciana, formada por los hermanos Pinazo (Pablo – voz, Andy – guitarra y Hulk – bajo) y Puché – batería, nos permitió escuchar a través de plataformas digitales este nuevo trabajo llamado When The Thumb Points Down. Asimismo, a finales del mes pasado nos anunciaban por medio de sus redes sociales la disponibilidad del disco en formato físico.

El álbum ha sido grabado en los estudios La Guarida del Mapache (Santelmo y Leyenda) de Madrid, bajo la producción de Javier Palomeque y Alberto Maroto, y masterizado en los estudios Finnvox de Finlandia (Children Of Bodom, Nightwish, Angra). Ciertamente podemos afirmar, sin miedo a equivocarnos, que se trata de un trabajo mucho más maduro, el cual además parece abrir una nueva etapa en el grupo. Con esta nueva entrega Keldark ha dado un paso al frente y muestra una evolución en todos los sentidos, tanto personal como a nivel de grupo, ofreciendo un estilo musical propio difícil de encasillar dentro del amplio abanico del metal.

Pero ¿Qué nos podemos encontrar en este disco? De todo un poco que diría aquel, ya que no es un álbum que pudiéramos catalogar como común al 100%. Me explico. El disco cuenta con cuatro canciones nuevas y otras tantas de su anterior trabajo regrabadas, así como con una versión. Además, Keldark ha contado con la colaboración de varios músicos de otras bandas españolas. En cuanto a las letras, los temas nuevos hablan de traición, lujuria, depresión y de la lucha contra el sistema en el que vivimos.

Flatui Pacui es la intro encargada de abrir el disco y de dar paso a Sex Me Up, corte que el grupo eligió como single para presentar el álbum y del que grabaron un videoclip, el cual podéis ver aquí. Estamos ante un tema formado por diferentes cambios que se repiten a lo largo del mismo, y que te empuja a gritar su título. Dani Millán y Miguel Rocha de Gauntlet  y Nacho Ruiz de Santelmo también participan en los coros. La siguiente en sonar es Nightmare In L.C., una de las canciones más destacadas de su anterior trabajo en la que participó la vocalista Elisa C. Martín (Dark Moor, Dreamaker). En esta ocasión colaboran en las voces Jose Broseta (Opera Magna), Juampa Pérez (ex Crisis de Fe) y Miguel Rocha (Gauntlet). Otra de las diferencias es que la interpretan a un tempo menor.

Ahora es el momento de disfrutar de Look Beyond The Wall, un tema muy a tener en cuenta, enérgico e intenso, que cuenta con la participación de Nacho Ruiz (Santelmo) en las voces. Primero los potentes riffs unidos al doble bombo se adentran en tu cabeza. Después sientes la necesidad de levantarte y corear el puente, que enlaza con un estribillo melódico pegadizo. Además añádele un lento pasaje intermedio. El resultado de toda esta mezcla es un gran tema. Pero no nos estanquemos porque aún queda camino por delante.  Haciendo gala del título, When The Thumb Points Down arranca con una ambientación que pretende adentrarnos en un anfiteatro romano. Un marcado riff y un estribillo melódico caracterizan este corte.

Seguimos con No Respect, otra canción del Slow Trip To Destruction. Pese a que nunca fue uno de los temas que más me gustara hay que reconocer que suena con más cuerpo. Además la han variado un poco, añadiendo guturales y coros que le dan un plus. Y ahora damas y caballeros, turno para el temazo del disco. The Sad Clown me llamó mucho la atención la primera vez que lo escuché. Con esta balada melancólica Keldark consigue invadirnos de tristeza y nostalgia de una manera excelente. Mención especial también a la magnífica orquestación a cargo de Quique Mompó (Opera Magna) que le da ese punto extra tan importante como necesario.

¿Tenéis ganas de más? Pues demos un salto hacia atrás otra vez porque la siguiente que suena es Slow Trip To Destruction, el hasta ahora himno del grupo. Uno de los mejores cortes de su anterior entrega. Dentro de una clara línea estructural, compositivamente es variado; posee fuerza y un estribillo que se presta para que el público lo coree. Además, el doble bombo y el solo son matadores. Y con Stealers Prince (Prince Of The Thieves) vamos llegando al desenlace. Último tema de su primer larga duración en sumarse a esta nueva aventura. El mismo cuenta con un comienzo demoledor y con el bajo desatado y protagonista en varias partes del corte. Al igual que las demás canciones regrabadas, suena mucho más robusta y firme que la versión original. Por último, el disco se cierra con We Will Rise Before Your Eyes, una versión made in Keldark del tema de Arch Enemy We Will Rise que la banda lleva a su terreno, sobre todo en la parte vocal, llegando a cambiar la letra del estribillo.

Personalmente echo en falta más canciones nuevas, sobre todo después de ver el nivel de Look Beyond The Wall y The Sad Clown, pero hay que entender que a veces las circunstancias son las que son y no siempre se puede hacer lo que uno desea. En cualquier caso Keldark debe estar satisfecho del trabajo realizado, han tenido una evolución positiva palpable, tanto a nivel compositivo como vocal, y si nada cambia así lo demostrarán encima de los escenarios, donde el grupo siempre se crece.

 

Tracklist

1. Flatui Pacui
2. Sex Me Up
3. Nightmare In L.C.
4. Look Beyond The Wall
5. When The Thumb Points Down
6. No Respect
7. The Sad Clown
8. Slow Trip To Destruction
9. Stealers Prince (Prince Of The Thieves)
10. We Will Rise Before Your Eyes (Bonus Track)

Keldark – When The Thumb Points Down

Género: Heavy Metal / Thrash Metal Melódico

Origen: España

Lanzamiento: 11 de agosto de 2013

Discográfica: Autoeditado