Ocho años de larga abstinencia que finalmente acaban con la salida de un trabajo bastante…. controvertido. Pero parece que tanto el enorme lapso de tiempo transcurrido desde su debut como las expectativas puestas en los fineses, tal y como ha reconoció el alma máter de la banda Jari Mäenpää en una entrevista a Nuclear Blast, no han supuesto un gran peso en la dirección final de este Time I, que recordamos es la primera parte de la bilogía de la banda Wintersun. Este primer trabajo rompe casi cualquier lazo de unión con su primer disco de 2004, desmarcándose de los elementos extremos de los que hicieron gala en su primer álbum y que sorprendieron por el buen uso que se hacía de ellos combinándolos con sonidos más atmosféricos. En esta ocasión, como si de una criba se tratase, casi o nada queda de cualquier atisbo de metal extremo, siendo sin duda alguna ÉPICO la palabra que mejor define éste, su segundo álbum.

Wintersun parecen así haberse aventurado al lanzar un trabajo que explota al máximo la vertiente más épica y sinfónica de la banda con un sinfín de orquestaciones y voces operísticas, relegando a un segundo plano los guturales, con temas de desarrollo más largo como es el caso de la pieza Sons Of Winter And Stars de trece minutos y medio y temas en los que se aprecian las influencias de la música oriental; como en la intro instrumental When Time Fades Away, que el propio Mäenpää achaca al interés que le despertaron películas como Memorias de una Geisha o Tigre y Dragón. Todo ello con el resultado final de una producción de diez, que sin duda alguna se antoja como la principal razón de que la salida del disco se haya demorado tanto. Es escuchar estos cuarenta minutos de constantes polifonías y ya os podéis hacer una idea del gran quebradero de cabeza que tuvo que suponer el unir y todo y darle un sentido coherente. Más aún cuando Mäenpää ha reconocido que “le ha dado importancia a cada una de las notas” del disco.

No solo la producción del álbum merece un gran reconocimiento sino que también es digno de admiración cómo la banda ha sido capaz de desarrollar un concepto tan fuerte en el disco sin que haga aguas por ninguna de sus partes. Es decir, más allá de gustos y de obligadas comparaciones con el trabajo inmediatamente anterior, Time I supone una apuesta muy fuerte por una temática idealizada que el grupo ha querido vender desde un inicio, partiendo del componente fantástico que ilustra su portada, que como podréis comprobar marca una clara diferencia con respecto al artwork de Wintersun.

Si en lo musical el disco está plagado de momentos épicos y melodías sinfónicas, el apartado lírico constituye la base temática sobre la que se ha constituido este viaje a través del tiempo, por los confines del universo para hallar respuestas a las preguntas existenciales que siempre han rondado al propio ser humano y que son la esencia crítica de éste: ¿quiénes somos?, ¿de dónde venimos? y ¿a dónde vamos? Cuestiones todas que podrían resumirse en los versos “We are the Sons of Winter and Stars/We ́ve come from a far beyond time” del segundo capítulo del corte Sons Of Winter And Stars. Canción que dividida en cuatro secciones, donde la transición entre cada una de ellas se ha hecho con la máxima cautela con el objetivo de dar uniformidad a este macrotema, es el leitmotiv más claro de este nuevo disco de los finlandeses. Así, todos estos ocho años de trabajo los podemos ver resumidos en esta primera mitad de cuarenta minutos que es Time I. Aprovecho para felicitar a la banda por haber decidido dividir todo el material en dos, pues tal y como apuntaban, hubiese sido muy difícil digerir todo este contenido, que no es precisamente ligero, en una sola tacada.

Y tal y como empezaba mi crítica la acabo, reiterando mi definición de trabajo “controvertido”, pues desde el primer corte no se pueden negar las múltiples diferencias que existen con su primer álbum, y las consiguientes opiniones a favor y en contra que esto generará. Ocurre con cualquier grupo, no ha de pasar lo contrario con una banda de la popularidad de Wintersun. Pero he aquí el momento para la reflexión: con tan solo dos trabajos en el mercado, y siendo Wintersun el único marco de referencia, ¿sería justo atacar al grupo por faltar a sus “principios”?; ¿Cuál es la “marca” Wintersun? Personalmente, pienso que todavía no es momento de dictar sentencia, pues la propia banda juega a no definir un camino exacto, especialmente si reconocen que la segunda parte “mostrará fuertes contrastes y más variedad en los temas” con respecto a este Time I. Será por tanto una trayectoria más dilatada la que acabe por arrojar luz a estas cuestiones.

1. When Time Fades Away
2. Sons Of Winter And Stars
I. Rain Of Stars
II. Surrounded By Darkness
III. Journey Inside A Dream
IV. Sons Of Winter And Stars
7. Land Of Snow And Sorrow
8. Darkness And Frost
9. Time

Wintersun – Time I

Género: Epic Metal

Lanzamiento: 19 de Octubre del 2012

Origen: Finlandia

Discográfica: Nuclear Blast