Crítica Ferran

Si una cosa es cierta es que la trayectoria de Sabaton es envidiable. En un par de años han pasado de ser un grupo conocido, que daba el tipo, a una bandaza que se ha vuelto imprescindible en los festivales más grandes de Europa. Con Carolus Rex afianzaron su puesto como uno de los grupos jóvenes más prometedores, pero ya con la salida de este directo, Swedish Empire, han pasado de prometer a triunfar.

Como si del Art Of War se tratara, el concierto empieza con la épica intro The March To War, caldeando el ambiente para que una triunfal Ghost Division de comienzo a la descarga de estos brutales suecos. Un sonido atronador es el que caracteriza este directo, mostrando la potencia de la banda.

Sin apenas descanso, Uprising nos golpea en toda la cara con ese riff acompañado de los gritos del público. Es un perfecto ejemplo de como una canción no hace falta que sea rápida para que sea buena, algo muy característico de este grupo.

Tras el discurso de Joakim alabando y animando al público a volverse locos, la animada Gott Mit Uns de su último disco empieza, continuando la fiesta y empalmando con la gigante Cliff Of Gallipolli. Sólo hay que oír como el público canta esos primeros versos de la canción, para tener la piel de gallina y no quitártela hasta dentro de tres días. ¿Y para qué parar pudiendo tocar The Lion From The North? Pues eso es lo que hicieron, aparte de demoler unos cuantos cuellos más. Dice mucho por su parte que canciones de su último disco estén al mismo nivel que todas las demás, demostrando la fuerza y vitalidad que les queda, aún a pesar del gran cambio de formación que sufrieron recientemente.

Al grito de “Sabaton, Sabaton, Sabaton…”, con The Price Of A Mile de su aclamado The Art Of War vuelven a la carga. Y después de la presentación de estos nuevos miembros, recuperan Into The Fire de su primer álbum Primo Victoria. Una intro que tumbaría ejércitos enteros, y en general una canción a la que no le importa cuántos años pasen, como el vino, aún sabe mejor.

Para no bajar la dinámica, Carolus Rex sigue el concierto. Hay que destacar la genial actuación de Joakim como animador y showman, que no para de dejarse la piel para que el público disfrute cada segundo de cada canción. Atendiendo a las peticiones de la gente, para esta gira habían incluido Midway, un trallazo de cuidado que bordan en este directo. White Death ataca siguiendo el repaso a su genial disco Coat Of Arms, volviéndonos a mostrar que este grupo no tiene ninguna flaqueza.

Llegando a la recta final del concierto, empiezan ya con sus temas imprescindibles. El primero de ellos, Attero Dominatus. No se puede decir nada que no se haya dicho ya sobre él, así que escuchadlo (más). Bajamos un poco el tempo con The Art Of War, acompañada de nuevo por un público incansable. ¿Y qué sería de un concierto de Sabaton sin Primo Victoria? Pues venga todo el público a saltar y a cantar como posesos.

No podían irse sin 40:1, una canción que a pesar de ser relativamente tardía, es ya un emblema para esta banda. La voz de Joakim, la del público y todos los instrumentos siguen incandescentes y parece que no hay nada que pueda pararles. Y ya para rematar la faena la festiva Metal Crüe que se está convirtiendo en un must estas últimas giras.

Un concierto perfecto para escucharlo cualquier tarde y convertirla en una tarde perfecta. Simplemente espectacular.

Sabaton – Swedish Empire Live

Género: Power Metal

Origen: Suecia

Lanzamiento: 20 de septiembre de 2013

Discográfica: Nuclear Blast