Crítica EdgarA veces la música te hace sentir cosas insospechadas, y de hecho, si tendría que describir en una sola palabra lo que transmite éste disco de Windhand lo primero que se me vendría a la cabeza sería: desolación, y arrastraría otros adjetivos como depresión, verdadera oscuridad, etc…y es que los sonidos de éste álbum parecen haber sido sacados desde el más allá…es como una danza o un concierto de almas del otro lado, si es que hubiese ese otro lado, claro está. No sé si toda la atmósfera aquí sea a propósito, o sea sólo mi percepción.

Soma es el nombre de ésta obra maestra, segundo álbum de Windhand, bien fichados por un sello con bandas extremas, raras, y demás como Relapse Records. Su sonido ésta vez a diferencia de su primer disco, que también encajaba en el stoner, debiera ser etiquetado ahora como Doom Metal, y se nota que éstos tipos lo llevan en las venas, pues desde el inicio con Orchard y ése bajo super distorsionado, cada nota, cada beat, cada estrofa lleva una pesadez extrema, donde una voz que a ratos quizás suene a Ozzy, suena como un lamento de otra dimensión, o es que para cada canción se metieron un viaje con hierba tremendo del que todavía no aterrizan, aunque les aseguro que al escuchar Soma tu rostro no dibujará sonrisa alguna, es más no sé si el mover la cabeza sea suficiente para apreciar éste disco.

Y como es de suponerse en discos de ésta naturaleza las canciones promedian los 8 minutos a excepción de Cassock con 14 minutos de pura desolación y Boleskine cuyos 30 minutos podrían acompañar todo tu funeral hasta que quedes completamente enterrado. La mayoría de canciones siguen el mismo patrón, cosa que podría ser un punto en contra, salvo Evergreen que consta sólo de la voz de Dorthia Cottrell más una guitarra acústica, que a ratos suena raro y sin un compás definido; por lo demás Soma en el global es más gris que la carátula del disco en sí y transmite mas desolación que la casita en la portada.

En resumen éste disco de Windhand será un manjar para los doomers y un buen escape para quienes como yo estamos acostumbrados a sonidos provenientes de la dimensión de los que aún estamos vivos.

 

Tracklist

1. Orchard
2. Woodbine
3. Feral Bones
4. Evergreen
5. Cassock
6. Boleskin

Windhand – Soma

Género: Doom Metal

Origen: USA

Lanzamiento: 13 de Septiembre del 2013

Discográfica: Relapse Records