Las nuevas generaciones, como la vida misma, se van abriendo paso. A veces parece imposible, pero de vez en cuando, como pequeños oasis de esperanza en saturada escena que no parece querer abandonar las viejas referencias, surgen enérgicas propuestas que salen adelante; nuevas bandas que parecen dar el paso hacia otros niveles, consiguiendo que eventos como el del pasado viernes día 15 de Junio en la Sala Ágora (Antigua XY) de Valencia sean inolvidables…

A las 23:00 se abrieron las puertas del festival de Death Metal organizado por el nuevo reparto de la Asociación “AGV”. Jordi Pallardo y Carlos Navarro fueron los responsables de este evento que sin duda no dejo ningún mal sabor de boca entre los asistentes. Aprovecho ahora para comentar a nuestros lectores que AGV no estaba en muy buena consideración entre las diferentes bandas del panorama musical, tanto valenciano como de fuera…pero personalmente he de deciros que gracias al nuevo elenco de gente esta asociación a dado un vuelco y esta mas comprometida que nunca para ofrecernos lo mejor tanto a las bandas participantes como al público. Y puedo decir de primera mano que este concierto ha sido una buena limpieza de cara para AGV.

Skill To Kill fueron los encargados de despertar la energÌa ante una sala con ganas de pasarlo bien, y me sorprendieron gratamente; por descontado que la actuación fue realmente divertida en los aspectos musicales de la misma, pero tambiÈn contó con una gran distensión y humor que animó al público a aproximarse poco a poco a escasos centÌmetros de la banda para disfrutarla de cerca. Demostraron su devoción y su predisposición de pasárselo en grande disfrutando del mismo. Empezaron con “A second life” y seguido de “Vomit of God” donde ya pudimos disfrutar del primer Muro de la muerte.

Personalmente The Game y White Lady fueron temas a destacar aunque no pudimos pasar por alto temas como Inferno, Shedding Tears Of Ruby, Just Final y la cover de Suicide Silence. Una actuación que augura futuros éxitos para esta joven banda. Después de los respectivos cambios de material, llegó el momento de la banda que llevaba el peso del cartel: Dulcamara.

Con un directo arrasador que convencería hasta al más detractor de este estilo, son, hoy por hoy, una de las bandas mas honestas y entregadas que puedes encontrarte: y si no me crees solo tienes que asistir a alguno de sus conciertos, te aseguro que no defraudan. El sonido de la sala, aun no siendo perfecto, nos dejó disfrutar de su música: comenzaron fuerte con el tema “Rata“, de su ultimo disco Asylum, así como Cadenas, Lobo, Prototipo, Infierno y Famélico; temas que también encontramos en mismo disco, y en las cuales tuvimos la oportunidad de ver varios ‘Helicópteros de la Muerte’ entre el publico.

También pudimos disfrutar de temas de sus otros tres anteriores discos, como Pedazos, Territorio, Nuevo Amanecer, DiscordiaAmor Enfermo (no puedo negar que está entre mis favoritas). Llegando a su despedida no tuvieron problema en ofrecernos los temas mas esperados: Nunca Nada y Engranaje de Carne. Las guitarras emitían constante energía y sentíamos los agitadores graves del bajo, así como los potentes ritmos de baterÌa y una espléndida ejecución de teclado; sin olvidarnos de la siempre increÌble puesta en escena y voz de César. Estos chicos no solo demostraron ser unos profesionales de pies a cabeza, sino que ademas desprenden un increÌble buen rollo y son entregador con su publico.

Sintiéndonos agotados del concierto,la sala se quedó vacía para echarse el pertinente cigarrito… Cuando volvimos a la sala ya percibimos que Total Death iba a entregarse a fondo, ya que nos habÌan montado una genial escenografía y el escenario parecía otro completamente distinto…

Empezaron arrasando con Muerte Total y Lado Oscuro y he de decir que apenas había oído temas de este grupo y me sorprendieron gratamente con su directo. Temas como Al amanecer, Monstruo, Esclavo, Plutonio, Inquisidor, Ride the Lightning/Oneî y Mi Hacha sonaban contundentes y nos demostraron a todos que esta banda sabe perfectamente lo que hacen: darle al público su dósis de Metal. Sueño Perdido, Espect·culo, Angel of Dead, Santa Muerte, Prepotente, Troops of Doom, La fosa Común, Ace of Spades de Motörhead y Corrupción fueron temas que pudimos disfrutar de su extenso repertorio, así como versiones ya mencionadas y por supuesto, destacar entre todo el material, del pedazo solo de batería que me dejó anonadada a mí y al resto del público.

El reloj ya marcaba 3:50 de la mañana y estaba previsto que empezara el último grupo, pero un pequeño incidente retraso un poco la cosa… algo que se soluciono rápidamente por la Asociación y que no dejó que el ánimo del grupo decayera. Llegó el turno de Wrath Within: esta banda valenciana llevaba muchos seguidores que no pusieron ninguna pega en colocarse a los pies del escenario al comenzar para darlo todo…

Con una introducción inesperada de Juego de Tronos, el público empezó a prepararse para lo que sin duda seria un concierto lleno de pogos y movimientos metaleros. Nos ofrecieron temas para no parar quietos, From Nowhere, Nightfall, Wrathchild, Behind The Blackest Tears, Bleed Trough Me e Hymns Of Revenge dejaron a sus fans agotados…pero no lo suficiente, ya que Nemesis (cover de Arch Enemy), a la que imprimieron velocidad e intensidad dentro de su propio estilo, fue el punto álgido de la actuación.

Terminaron en su línea con Beneath The Moonlight Shadows y Requiem. Aun teniendo algunos fallos en la ejecución, se les ve cómodos y demuestran tener grandes dosis de experiencia demostrando actitud y comodidad, algo que el público captó con facilidad y disfrutó al máximo; posiblemente algunos cuellos inexpertos acabarÌan el dÌa de mañana bastante doloridos.

Y una mención aparte va para Deibuk a la guitarra, que tocó los temas estupendamente teniendo en cuenta que no habí tenido tiempo para ensayar con el resto de la banda dado el cambio tan repentino que sufrieron de guitarrista. Y dado que el grupo Morbidden se cayó del cartel a pocos días del concierto, llegó el momento de finalizar este increíble Festival de Death Metal en el Ágora.

No obstante, hay puntos negativos a comentar (obviamente nada es perfecto) y uno de ellos no es otro que la poca afluencia de publico que tuvo el evento. No comprendo como un cartel tan apetitoso y a un precio muy anti-crisis (8 euros anticipado!) no sea una razón para que la peña seguidora de este estilo de musical acuda. Y el otro punto podría decirse que la cantidad de humo que salia de la maquina, el cual no dejaron a esta servidora captar las fotos esperadas.

Solamente me queda dar las gracias a Jordi y Carlos de AGV Rocks por el trato recibido y a todas las bandas participantes por hacérmelo pasar tan bien desde arriba y desde abajo del escenario. Saludos y mucho Metal!!!