CRÍTICA QUARK

La nostalgia de una época y en especial de una banda que hoy día quedo extinta de más álbumes en el 2001, dejando al mundo extremo los mejores legados extremos que el Heavy Metal pudo haber visto. Glorificando su carrera con 7 discos de diferentes estructuras y evoluciones técnicas innegables. Haciendo de su nombre, uno de los precursores del género de muerte hasta la fecha y con un guitarrista distinto, exigente, versátil en cada uno de los tempos para lo que hoy ya se conoce demasiado. Por ello Charles Michael Schuldiner fue y será uno de los mejores guitarristas del Death Metal.

Por lo tanto, Gruesome es una banda que rinde tributo a una de las mayores expresiones que el Heavy Metal puedo haber visto en su época más fétida y tallada, los 80’s. Rememorando discos como Scream Bloody Gore, Leprosy y Spiritual Healing. Cuando sentíamos a Death como una banda subterránea, llena de intensidad y perfección musical. Escogiendo cada nota, ritmo, golpe y cada vez más avanzando con guturaciones más agudos que el oído pueda soportar y que solo mister Chuck fue capaz de realizar. Donde los artífices capaces de recrear todo esa magia ochentera de una banda extinta fueron 4 personajes que nacieron, crecieron con esos clásicos y que hoy en día formaron y forman parte de agrupaciones elogiadas por los medios como son; Exhumed, Malevolent Creation, Derketá y Possessed.

Matt Harvey (Exhumed, Dekapitator) y Gus Rios (ex-Malevolent Creation), estuvieron envueltos en la gira Death To All, enfocándose en las pequeñas presentaciones y los dos primeros discos de la banda tributada. Donde nace la idea de hacer una banda con ese enfoque old school, reclutando a Daniel Gonzalez (Possessed) en la otra guitarra y Robin Mazen (Derkéta) en el bajo. Reuniendo a músicos de alto nivel para una banda que rinde tributo a los míticos álbumes de Death. En lo personal, ver como el legado de sus tres primeros discos sigue vigente en una banda nueva y más aún que se cree una banda con la intención de rendir homenaje a otra, pero enfocándose en tener esa esencia añeja entre sus líneas musicales y con temas propios. Es muy respetable, porque no es el clásico homenaje de sacar un tema o todo un disco idéntico al original, modificando alguno que otro detalle del original (Salvo contadas excepciones).

Por ello, Gruesome es una banda impactante dentro de este mundo saturado de estilos técnicos, brutales, old school y progresivos del Heavy Metal. Retratando perfectamente esa esencia cañera de bordes técnicos dentro de ese sonido prehistórico encerrado entre los diseños gráficos de Ed Repka (Death, Megadeth, Massacre, Athiest, etc) y Jacob Speis. Quienes canalizaron perfectamente toda esa influencia ochentera y de principios de los 90’s en una caratula y croquis grafica del libreto de altísimo calibre, para estamparla en cualquier lado y/o sudadera.

Savage Land” es un disco que fue pensado al milímetro por Matt Harvey, porque desde que inicia con el tema del mismo nombre. Gruesome revive plenamente toda esa magia sonora de Death en sus tres primeras obras, donde lo más sorprendente del disco es la voz del mismo Matt. Quien me dejo boquiabierto por esa matiz vocal en todos los temas, más aún, sabiendo cómo es su registro vocal en Exhumed desde su disco “Gore Metal” (1998). Además de utilizar los clásicos trémolos, tappings y melodías a medio tempo de carácter pegajoso. Sin dejar de lado toda esa gama de doble pedal básico, blast beats intercalados, seguidas de corridas y cortos dobles pedalísticos de Guy. Vaya que es todo un placer escuchar todo el disco y el primer tema, porque los cambios y toques técnicos de Chuck están a pedir de boca, cortando contextos musicales y encajonándolos con esas clásicas fugadillas.

Trapped In Hell es un tema con ese sabor a Zombie Ritual en su inicia, perseguido con las clásicas variaciones de corridas, melodías y un contrapunteo de solos por Dan, Matt y Gus. Sí!!!.. Como leen, hasta Gus Riós se luce tocando su solo guitarrero, para demostrar que fue uno de los precursores en la idea de conformar a Gruesome.

Vaya que los éxitos continúan en el disco, porque Demonized te deja ese sabor de boca al Leprosy. Argumentando de mejor manera sus solos guitarreros, diferenciándose de la leyenda Chuck. Lo cual nutre al disco de mayor carácter y particularidad (aun así parezca imposible). Y es aquí, que la actuación de Gus Riós se hace presente en el disco, llenando de más carácter que la actuación de Bill Andrews (baterista de Death en Leprosy y Spiritual Healing).

Hideous es uno de los mejores temas del disco, pisando notas técnicas, voces raspadas y los clásicos redobles a tiempo completo de los tones para seguir con las fugadillas de los tupa tupa. Luego melodías llenas de brillo y pitos que desembocan en los solos de Matt y Dan, contrapunteando con esa dosis perfecta de limpieza ejecución Schuldinersiana. Terminando el tema con el coro impregnado en tu corteza cerebral para siempre: “Hideous, Freakish nature on display… Hideous, Turn your eyes and look away… Hideous… Oddities of yesterday, Hideous, They never asked to be this way!!!!!

Gangrene viene a ser el tema que comienza distinto, obteniendo una presencia musical desemejante; aunque se preserven los datos musicales previos, pero si uno se adentra más y más en el tema. Suena a un tributo de Flattening of Emotions pero llevándolo a un nivel más personal en las cuerdas y con una batería más complicada que en el tema mencionado. Es aquí que se podría distinguir de manera sumisa una cuasi personalidad de Gruesome.

Close Casket entra directo al grano, enganchando a tu oído con el parlante para dejarlo sangrando. Emanando formulas usadas pero certeras que logran obtener la atención de todos los sentidos. Siendo otro de los temas más pegajosos del disco, porque la frase principal Closed Casket se queda pegado en el cerebro día y noche, aunando a ello el solazo guitarrero de un invitado de lujo como lo es James Murphy (ex-Cancer, Disincarnate).

Llegando casi al final del disco nos encontramos con Psychic Twin y Gruesome, dos canciones que cierran las ultimas dosis de una banda que hace gala de sus músicos y su influencia. Reviviendo recuerdos, estampas fotográficas de borracheras pasadas y un sinfín de sentimientos que nos presentó Death en los 80’s.

Cerrando el disco, Gruesome presenta la mayor de sus influencias con dos míticos temas Land Of No Return de Death y Black Magic de Slayer, afianzando más de treinta años de creación de una banda y un estilo que dejo fascinados a toda una época de bandas y fanáticos gore, brutal, técnicas, etc…. Así que, ya falta poco para el 24 de Abril, para que las copias de cintas, vinilos y CD’s estén a disposición de todo amante del Death Metal y Savage Land!!!…

 

Tracklist

1. Savage Land
2. Trapped In Hell
3. Demonized
4. Hideous
5. Gangrene
6. Closed Casket
7. Psychic Twin
8. Gruesome

Canciones adicionales:

9. Land Of No Return (Death Cover)
10. Black Magic (Slayer Cover)

Gruesome – Savage Land

Género: Old School Death Metal

Origen: Estados Unidos

Lanzamiento: 21 de Abril de 2015

Discográfica: Relapse Records