Muchos son los que conocen a Bruce Dickinson, pero no son tantos los que conocen su discografía. Quizás este primer trabajo no sea el mejor del cantante británico – aunque sí es uno de los más destacados – pero sin duda es el más clásico de todos, tanto en sonido como en la composición de sus temas.

El disco surgió a raíz de una oferta que el cantante recibió, la cual consistía en grabar una canción para la banda sonora de la película Pesadilla en Elm Street 5: El Niño de los Sueños. Dickinson escribió Bring Your Daughter… To The Slaughter, un tema que aunque no lo incluyó en su propio trabajo porque Iron Maiden decidió regrabarlo y lanzarlo como single para el álbum No Prayer For The Dying, sirvió como catalizador para la grabación de su disco debut.

Para esta entrega Dickinson contó con Janick Gers a la guitarra – quien a partir de ese año formaría parte de Iron MaidenAndy Carr al bajo y Fabio Del Rio a la batería. Según palabras de Bruce, no entró al estudio con intención de hacer un álbum en solitario, simplemente siempre había querido hacer algo con Janick y al final surgió Tattooed Millionaire. Añadir que todas las canciones fueron escritas por Dickinson y Gers, excepto No Lies que fue escrita por el vocalista inglés, y All The Young Dudes, escrita por David Bowie para Mott The Hoople.

Abrimos la lata con Son Of A Gun, un tema que mezcla pasajes melódicos y lentos (como por ejemplo el comienzo) con otros más agresivos (estribillo). El segundo tema es Tattooed Millionaire, el primer sencillo del disco. Este corte es más alegre y movido,  con un puente y un estribillo pegadizo más bien tirando a melódico aunque sin perder esa alegría. Como explicó Dickinson en su momento, habla sobre el declive creativo de la escena rockera americana en aquella época y su auge en cuanto a popularidad, de aquellos que alardean de su riqueza y viven una vida de excesos. Se rumorea que iba dirigida a Mötley Crüe, y más concretamente a Nikki Sixx porque éste se tiró a su mujer, pero dejemos las cornamentas aparte y sigamos hablando de música.

Born in ’58 fue el último single de los cuatro que lanzó. Se trata de una pieza melancólica en la que el cantante recuerda sus primeros años de vida (Bruce nació en 1958, de ahí el título). Avanzamos y nos encontramos con Hell On Wheels, un tema basado en un riff hard rockero muy marcado y en un Dickinson enérgico, aunque en el estribillo flojea un poco. La letra trata sobre una felación al volante. Con Gypsy Road llegamos al ecuador, un corte lento de principio a fin. Dive! Dive! Dive! es la sexta canción del álbum y el tercer sencillo que vio la luz. Está inspirada en la película de 1958 Torpedo, utilizando dicho título como metáfora del miembro viril (verga para los amigos). En ella se juega con los coros y con la entrada de los instrumentos.

Pero salgamos a la superficie y continuemos nadando por el álbum, porque como he comentado anteriormente, el disco cuenta con la bonita y genial versión de All The Young Dudes, otro de los singles. En ella cabe destacar el trabajo de la guitarra, que le da un punto muy acertado. A ésta le sigue Lickin’ The Gun, una de las canciones más animadas del disco en la que se juega más que nunca con los silencios instrumentales, y es que el silencio también es música ¿no? A continuación, turno para otra canción movida y divertida como es Zulu Lulu. Y por último No Lies, un tema marcado por su estribillo, simple y repetitivo, entre el cual se cuela un pasaje instrumental protagonizado por sonidos casi psicodélicos salidos de la guitarra de Janick Gers.

En resumen, un álbum en el que cada composición tiene una estructura simple y clara que se repite y que hace que el disco entre con facilidad. Poco más de 40 minutos agradables y entretenidos.

Comentar que en 2005 todos sus discos de estudio, excepto el último, titulado Tyranny Of Souls, que salió ese mismo año, fueron reeditados en una edición expandida con bonus tracks. Tattooed Millionaire cuenta con un segundo disco muy interesante. En él encontramos la ya nombrada versión original de Bring Your Daughter… To The Slaughter, caras B de los sencillos del disco, temas en directo y  las siguientes versiones: Sin City de AC/DC, Riding With The Angels de Russ Ballard y Black Night de Deep Purple. No se trata de bonus tracks de relleno como podemos encontrarnos en discos de otros grupos, se puede decir que contamos casi con otro trabajo. Una edición muy currada en ese aspecto que merece la pena tener.

Y aunque algunos podáis esperar (¿y desear?) una comparación con Iron Maiden, me voy a ir sin hacerla. Escuchad el siguiente tema y juzgar vosotros mismos. ¡Hasta el mes que viene!

 

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=4eA17Tfirsc]

Bruce Dickinson – Tattooed Millionaire

Género: Hard Rock/Heavy Metal

Origen: Inglaterra

Lanzamiento: 8 de mayo de 1990

Discográfica: Sanctuary Records