CRÍTICA QUARK

Como se estuvo escribiendo en reseñas pasadas; el potencial extremo de las bandas rusas estos últimos años; más la excesiva proliferación de nuevos candidatos al trono brutal y extremo de este país. Ha sido completamente abrumador, porque se encuentran bandas con niveles insospechados, superando a muchas bandas a nivel mundial.

Esta vez le toca el turno a los veteranos Aborted Fetus con su tercer disco en estudio Private Judgement Day, dejando de lado influencias de Fatal Dogmatic Damage (2010) y enfocándose en las raíces metaleras de Goresoaked Clinical Accidents (2008). Retomando un camino intenso y putrefacto. Tomando las gráficas de Daemorph (7 H.Target, Act of God, Big End Bolt, Cephalotripsy, Cremated Lives, etc), para la presentación de este nuevo disco en estudio.

Este nuevo lanzamiento esta encasillado en riffs portentosos y violentos cambios, con vestigios de los estadounidenses Disgorge y Dying Fetus. Manteniendo los blast beats asesinos de una época gloriosa del Death Metal, pero que esta vez encierra un compacto de regulares dimensiones. Fascinando a personas que gustan de esta clase de discos y decepcionando a otras que esperan otro trallazo de Aborted Fetus.

El disco comienza con Savage Dominance con las clásicas introducciones de personas sufriendo y gritando a borbotones ante la inminente explosión que viene a través de Andrew en la batería y las voces de Alexander, que devastan toda la faz de la tierra. Concentrándote en los peor abismos mentales de una banda de brutal death metal.

Necropolis Demograph” nos atosiga con diversos blast beats y partes groove, que recuerdan a los primeros discos de Dying Fetus y al mismo tiempo la chanchería de Alexander que llena tus parlantes con voces marranas y putrefactas. Luego Garden of Kidney Stones sigue el mismo camino, pero esta vez añadiéndole ritmos más compaginados a lo extremo, sin tanto desborde machacante de por medio.

Fuck In A Pesthole es el tema más poguero del álbum con breakdowns en cuerdas, añadiéndole momentos grooves y desembocando en blast beats cortos, que demuestran una continuidad en sus canciones de buen gusto. Después sigue en las filas rancias la canción que da nombre al disco; el cual relaja los músculos auditivos con una breve introducción de torturas que abren el camino para el semisolo de Alexander Chernishev, quien trae devuelta los momentos célebres del death metal y abre las mutilaciones demoledoras de este cuarteto ruso. Además, la canción contiene el mejor final de todos los temas, a partir de los tres minutos con veinte y dos segundos.

Luego Malignant Pregnancy y Gastronomic Confession son los encargados de llenarte los oídos con más dosis extremas y fecales, causándote sangrados internos y expulsándolos por todos los orificios de tu cuerpo. De ambos temas, la segunda contiene, nuevamente cortes groove que nuevamente recuerdan a Dying Fetus en la época del Killing On Adrenaline e inclusive las voces de Alexander al minuto con cincuenta segundos me recuerda mucho al patrón de John Gallagher.

Se acerca el final del disco y Aborted Fetus le añade otra introducción al tema Brown Totem, siendo otro de los temas que se te pegará en la mente desde los ceros segundos hasta los dos minutos con treinta y siete segundos; o como lo dirían en mi tierra. Temón!!!.

Y como toda historia Private Judgement Day llega a su fin con dos canciones que son: Guinea Pig y Morning Inferno, que rememoran las viejas glorias del brutal death metal y las enfocan en un disco que, agradará a toda la fanaticada extrema del heavy metal. Acelerando los tempos y colocándole introducciones de películas de los 70’s y 80’s, que marcaron una tradición en todo este género de muerte. Siendo recomendable en todo sentido, aun así sea parametrado.

 

Tracklist

1. Savage Dominance
2. Necropolis Demography
3. Garden of Kidney Stones
4. Fuck in a Pesthole
5. Private Judgment Day
6. Malignant Pregnancy
7. Gastronomic Confession
8. Brown Totem
9. Guinea Pig
10. Morning Inferno

Aborted Fetus – Private Judgement Day

Género: Brutal Death Metal

Origen: Rusia

Lanzamiento: 18 de febrero de 2014

Discográfica: Comatose Music