¡Buenas tardes compañer@s! Tras una pequeña temporada sin sacar nada, vuelvo a la carga con este disco que se ha marcado  Adrenaline Mob, titulado Omertá.

Para quien no los conozca, son un supergrupo de heavy metal/metal alternativo formado por leyendas del rock/metal como son Russell Allen (Symphony X), Mike Portnoy (ex-Dream Theater, ex- Avenged Sevenfold) y Mike Orlando. A la guitarra rítmica y el bajo han pasado varios músicos como Rich Ward (Stuck Mojo, Fozzy) y Paul DiLeo (Fozzy), para finalmente quedarse la formación actual con John Moyer (Disturbed) y sin rítmica.

Todo comenzó a principios de 2011, cuando Mike Orlando (finalista del concuro Guitar Superstar of The Year del año 2008) le pasa a Russell una serie de temas compuestos por él. Al ver que tenían buena proyección, este contacta con Portnoy y la decisión queda más que clara.

Tanto Allen como Portnoy coincidieron en que les apetecía probar una nueva experiencia que se alejara ligeramente de sus raíces progresivas para darnos algo que corre por sus venas y por la de todos nosotros, al fin y al cabo: el metal puro y duro, tirando a alternativo, sin concesiones ni florituras. Cañero, con solos imposibles, baterías contundentes y voces espectaculares.

Dicho y hecho, se ponen manos a la obra y nos traen este Omertá, que cumple lo que promete con creces. Al fin y al cabo, de semejante colaboración es físicamente imposible que salga nada mediocre siquiera.

En su contra, la portada no le hace mucha justicia. Pero ya sabéis lo que dicen, la belleza está en el interior. Y siendo sinceros, con semejante plantel de músicos, dudo que necesiten excesiva publicidad.

Arranca con Undaunted, un tema que nos deja bien claro desde el inicio, con ese riff tan característico, lo que vamos a encontrar. La batería es sencilla pero demoledora, con ligeros arreglos que sólo músicos como portnoy pueden introducir. La voz de Allen nunca deja de sorprenderme, y en este corte no es para menos. Tiene un toque más cercano a metal alternativo (que no nu metal, ojo). El solo repleto de wah es sencillamente arrollador, y el estribillo destila una rabia que sirve de aperitivo a lo que está por venir.

Psychosane también denota una vasta influencia del metal alternativo, así como un estilo muy cercano a grupos como Black Label Society. Podría ser un tema suyo, pero tanto el color del solo como la excepcional voz de Allen dejan bien clara la diferencia entre ambos. Empezamos muy bien.

Indifferent posee un corte más ochentero, además de un estribillo muy pegadizo y un contraste muy bien llevado entre guitarras limpias y distorsionadas. Mención especial al brutal solo que se marca el señor Orlando, sencillamente impresionante. Este tipo es otro de tantos guitarristas que hace que los demás nos deprimamos irremediablemente al escucharlos y ver sus dedos correr el mástil como alma que lleva el diablo.

Bajoncete melódico con All On The Line, una más que acertada balada que saca a relucir el extenso rango y variado potencial de la voz de Russell Allen, de lo mejorcito. De esta canción, destacar el estribillo, que se te pega al cerebro como una garrapata malintencionada. Lo cantas y lo cantas sin parar.

Caña de nuevo, no obstante, con Hit The Wall, vertiginoso corte que no deja ni un segundo de descanso. El furioso riffear de Orlando, unido a la perfección de la batería de Mike Portnoy, conforma uno de los mejores temas del compacto. Altamente recomendable.

Feelin’ me, sin ser un tema que destaque en el disco, tiene un buen estribillo y un ritmo muy convincente. Fácil de recordar, y una nueva muestra de la calidad de la voz de Allen.

Con Come Undone viene el “momento raro” del disco. Versión del tema homónimo de Duran Duran, resulta sorprendente que hayan conseguido adaptarlo tan bien a su estilo. Con la estupenda colaboración de Lzzy Hale (Halestorm), la cual aporta más fuerza al conjunto si cabe. Como poco, curiosa. A mi juicio, incluso mejorada.

Believe Me tiene un comienzo devastador, con un color muy moderno y trallero. Además, el estribillo es muy variado y el solo acojonante, de los mejores del disco, si no el mejor. Cuidado y virtuoso como él solo.

Down On The Floor suena a hard rock ochentero del más piñero. Como vi por ahí, da ganas de todo menos de quedarse parado en el suelo. Gracias, entre otras cosas, a su solo ultraveloz, proporciona un subidón de adrenalina que viene genial para agotar las energías de cara a recuperarlas con el siguiente tema.

Angel Sky, la segunda balada del disco (y tema de mis destacados). Tan épica y llena de energía, pero a la vez tan relajante y reveladora. Hubiera sido un cierre perfecto. No obstante, todavía queda un tema más para dejarnos con buen sabor de boca.

Freight Train es un tema correcto para cerrar el disco. Tiene un solo bestial y la batería cobra mucha fuerza. Aun así, yo creo que hubiera sido más destacable de haberla colocado en algún lugar intermedio en la lista, en lugar de para cerrar. Con todo, es un buen tema.

En conclusión, Omertá es metal del que nuestros oídos están acostumbrados a escuchar, asemejándose más a lo que recordamos de nuestra pubertad metalera que a los proyectos más complejos en los que la mayoría de los músicos se encuentran inmersos. Aunque tampoco invente la rueda, bien merece más de una escucha, dado que gana con las mismas. Sencillo, condundente y directo.

 

Omertá

1. Undaunted
2. Psychosane
3. Indifferent
4. All On The Line
5. Hit The Wall
6. Feelin’ Me
7. Come Undone
8. Believe Me
9. Down On The Floor
10. Angel Sky
11. Freight Train

Artista: Adrenaline Mob

Russell Allen – Voz
Mike Orlando – Guitarra Solista
Rich Ward – Guitarra Rítmica
Paul DiLeo – Bajo
Mike Portnoy – Batería

Género: Heavy Metal/Alternative

Fecha de lanzamiento: 13 de Marzo de 2012

Origen: EEUU

Discográfica: Century Media