CRÍTICA LEO

Pocos placeres son equiparables a una oleada de Old School en pleno proceso de circulación por las cavidades auditivas. Variante dotada de gran simplicidad, cuyos patrones definidos en la década de los 90′ han sido reestructurados a lo largo de nada menos que 25 años. El titánico ascenso de Entrails parte de un género perpetuamente lubricado a través de la constante reposición de formaciones dispuestas a rendir culto a la vieja armada sueca. Iniciado su levantamiento en 2008 con el lanzamiento de dos Demos, lograron posicionarse en punto de mira a través de un álbum que por fin materializaba su vuelta a los escenarios: Tales from the Morgueeditado en junio de 2010 y responsable de cientos de lesiones cervicales en todos los rincones del globo.

La fiera de Linneryd hizo su primera aparición en la redacción de TBS a través de The Tomb Awaits, más concretamente, en aquel primer periodo en el que cualquier lanzamiento perpetuado por  F.D.A. Rekotz nos llenaba de frenesí (lo cuál sigue sucediendo, para qué engañarnos). En torno al mes de mayo de 2012 la formación se alzaba ya en las filas de Metal Blade en pos de lanzar su segundo trabajo de larga duración: plástico que mostraba ya ciertos signos de fatiga en cuanto a su originalidad, y que sin embargo les proporcionó el acceso a los escenarios de algunos de los festivales más importantes del panorama.

Lanzado el excelente Split con los catalanes Graveyard, Mathias Nilsson se desmarcaba del proyecto dando lugar a la incorporación de Pontus Samuelsson. Dotados de un nuevo artífice en las seis cuerdas, la horda liderada por Lundqvist trasladó su estudio a la que fuera su ubicación original durante la década de los 90′, cuyas primeras sesiones se plasman en un 7” bautizado Berzerk. Su retrospectiva vino acompañada por el desentierro de una jugosa colección de Demos titulada Resurrected from the Grave (cuyo acabado, como podréis comprobar en este enlace, es simplemente magnífico), hecho que sin lugar a duda renovó nuestro interés por el cuarteto.

Su historia refleja un posicionamiento algo tardío en el panorama, no obstante opuesto a la permanencia forzada de algunos de los grandes ‘caudillos’ del género. Más allá de su denominación geográfica, la clave de su permanencia reside en el hecho de haber asistido al nacimiento y evolución del Old School: siendo testigos y ejecutores de esta polvorienta faceta del Metal. De ahí que Obliteration consiga exteriorizar un balance entre memoria y progreso: consciente de sus orígenes, revela una inquietud creativa que momentos es capaz de trascender las bases instauradas.

El haber elegido Beyond the Flesh como carta de presentación (escucha oficial cortesía de Metalblade) es un tiro en la diana: corte de estructura clásica, emplazado a través de un riff que supura la aspereza HM-2 por los cuatro costados. No se nos ocurre mejor forma de anunciar el azote de las pestes, esculpido al detalle por Dan Swanö (que por si fuera poco, es clave en la temprana configuración del rugido sueco). 

Sin embargo, basta con retroceder ante las puertas de Epitome of Death para vislumbrar la carga de tintes Melódicos que posee, acompasada una base rítmica que inmediatamente asociarán con algunos de sus contemporáneos. Como broche de oro: la majestuosa marcha funeral de Chopin, originalmente Sonata para piano No. 2 en B Menor. Mención especial para Bonestorm, cuya percusión de dinámica Punk constituye uno de los pasajes más feroces del álbum.

A modo de síntesis, se advierte un desgaste paulatino en la capacidad que Jimmy y los suyos tenían para alternar los factores insignia del ya contuso género. Afortunadamente su práctica no acaba por deslucir la propiedad corrosiva de la vieja escuela (situación de absoluto hastío a la que sí nos han conducido otras formaciones), razón por la que hemos de aplaudir a este nuevo despliegue. Sin más pretensiones que la de engrandecer la venerada fórmula, su cuarta labor merece la escucha de rigor: bien sea para constatar la pervivencia del Old School, o para echar un cabezazo en buena compañía. Y por cierto: deténganse a observar al detalle la bestialidad de portada de Daniel Devilish…no tiene desperdicio.

 

Tracklist

1. No Cross Left Unturned
2. Epitome of Death
3. Beyond the Flesh
4. The Grotesque
5. Obliterate
6. Skulls
7. Midnight Coffin
8. Bonestorm
9. Abyss of Corpses
10. Re-Animation of the Dead

Entrails – Obliteration

Género: Old School Death Metal

Origen: Suecia

Lanzamiento: 15 de mayo de 2015

Discográfica: Metal Blade Records