Día 1 de junio las 22:00 de la noche, Huelva. Hoy en la sala Habana, hay un concierto de Death Metal, cosa poco frecuente en esta ciudad, ya que hay pocos grupos locales, y el público no suele acompañar, aunque hoy posiblemente sea diferente. Hoy vuelven al escenario, tras 6 años de sequía de directos, Malagüero, la primera banda de death metal que surge en Huelva. Los acompañarán los sevillanos Dying, y para cerrar el cartel, los también onubenses Mutadero.

Al llegar veo que hay pocos coches, pero es normal, la gente aun está cenando, en esta ciudad las cosas se toman con calma, y mas o menos a las 11 ya se ve una buena cantidad de público. Concretamente se vendieron 92 entradas cantidad nada despreciable en esta pequeña ciudad del suroeste de Andalucía.

El concierto finalmente empezó a las 12:00 mas o menos, abriendo la noche Mutadero. Este grupo me resultaría difícil de clasificar musicalmente. A mi parecer hacen una música mas cercana al Punk que al Metal, aunque le metan algún riff de guitarra más “Heavy”. Sus temas se iban sucediendo con poca variación, ritmos rápidos, sencillos y repetitivos, con letras de crítica social en su mayor parte haciendo referencia a la gran contaminación que sufre la ciudad a causa del polo químico. Lo mas destacable de este grupo fue la energía con la que salieron: los dos cantantes eran un verdadero espectáculo, uno utilizaba una técnica vocal basada en el sonido de la garganta “a pelo”, y el otro tiraba mas del diafragma.

Terminado este primer tramo del concierto le tocaba el turno a Dying, los cuales hacen un Brutal Death bastante Progresivo, utilizando muchos compases distintos (4×4, 3×4, 2×4, 7×4…). Tras los primeros temas, sacaron una cabeza humana de atrezo, e hicieron un tema bastante del estilo al Grindcore, de menos de 1 segundo, e hicieron referencia a que esa cabeza era la de un banquero, un buen guiño a la problemática que sufre nuestro país.

Los temas aunque complejos en ejecución y composición (tanto por la estructura  rítmica, como por la velocidad) tenían poca variación de unos a otros. Casi todos tenían una parte en la que el tempo bajaba y se hacia “machacón”, después partes rápidas, algún corte o silencio muy pequeño, lo cual a mi forma de entender le da un toque que queda muy bien (de este recurso no abusaron, lo cual es bueno). Algún adorno con el bajo que resaltaba sobre las guitarras y solos rápidos de una duración no superior a 5 segundos, excepto en uno de los últimos temas que duró unos 20 ó 30 segundos. Fue en este donde vi un cambio, pues en los anteriores no hubo ningún tipo de melodía y este terminó con una guitarra pegadiza que me recordó a algún tema de Avulsed.

El grupo recordó al bajista que perdieron el año pasado poco antes de un concierto que iban a hacer en esta misma ciudad, por lo cual no pudieron venir en aquella ocasión. Durante su actuación surgieron ciertos problemas técnicos (durante una cierta parte de un tema solo estuvieron con una guitarra pues el amplificador se quedo sin corriente debido a la mala instalación eléctrica en esa parte de la sala, y en otra ocasión el cable jack del bajista se partió), los cuales ni inmutaron al grupo, que siguió profesionalmente haciendo su trabajo, mientras el técnico lo solucionaba.

Ya por ultimo le llega el momento a Malagüero, el cuarteto onubense empiezan con un tema de su trabajo Capite Sententia y repasaron durante el concierto varios de sus trabajos. Este grupo hace un Death Metal rápido y directo, a diferencia de Dying ellos no utilizaban tanto la variación de compás o tiempo. En sus temas podíamos escuchar blast beats de gran velocidad, melodías mucho más pegadizas con un toque andaluz e incluso árabes en algunas partes, y un bajo que a pesar de no destacar en ninguna parte, le daba contundencia.

En algunas partes mas lentas me recordaron a  ciertos riffs del grupo Death, que creo que es una clara influencia en ellos, así como Cannibal Corpse (de los cuales hicieron la versión de A Skull Full of Maggots). Ellos también quisieron recordar a uno de sus antiguos componentes “El Ketama” que murió hace ya varios años. Además, en uno de los temas el bajista fue sustituido por otro de los antiguos miembros del grupo que subió y tocó con ellos. Para terminar versionaron Rainning Blood de Slayer, modificandola a su estilo, lo cual consiguieron hacer bastante bien.

Para cerrar esta crónica, decir que a pesar de que se vendieran 90 entradas aproximadamente, al final de los conciertos prácticamente el publico quedaba reducido a ¼ del asistente a los primeros temas. Es una costumbre bastante habitual el escuchar unos 4 temas y salir a la calle, lo cual veo bastante feo, porque desmotiva a los grupos y demuestra la cruda realidad…el Metal Extremo no gusta en esta ciudad, y creo que en el resto de España tampoco tiene demasiado éxito…

Visita a las formaciones a través de sus Myspace Oficiales! Tan sólo tenéis que clickear en los enlaces correspondientes a Malagüero, Dying y Mutadero.