Siempre es bueno volver al terreno de las críticas…y qué mejor forma de hacerlo que con el nuevo trabajo de Horseback. Curiosa introducción considerando que hasta el momento pocos habrán oído hablar de ellos, siendo un servidor parte de aquella mayoría gratamente sorprendida por sus capacidades. Lo cierto es que no fue demasiado difícil encontrarles, considerando que vienen de la mano de un titán del mundo discográfico: Relapse Records, sello encargado de darle salida a este complejo álbum que difícilmente podríamos clasificar en un terreno concreto.

Tanto es así que siquiera los grandes referentes del Metal en cuestiones de información (Metallum, como no podía ser de otra manera) se han atrevido a incluírlo en sus listas. Su evolución hasta 2010 se enmarca dentro del terreno del Black Ambiental, el Drone y el Post Rock, adquiriendo tonos de Metal Psicodélico cara a esta última etapa. Es importante recalcar que el proyecto está liderado por Jenks Miller, introduciendo esporádicamente la colaboración de John Crouch, Nick Petersen, Rich James, entre otros. Con esto asistimos a un curioso desfile de influencias, en cuyas filas podemos encontrar desde el Dub de Lee “Scratch” Perry, pasando por la psicodelia de The Alman Brothers Band, y desembocando en Death, Emperor o Mayhem (sin olvidar manifestaciones igual de transgresoras como pueden ser Ulver, EnslavedSunnO))) o Wolves In The Throne Room).

Explorando este Half Blood podemos comprobar rápidamente la disparidad de la composición, adquiriendo sentido la denominación abstracta que aportábamos con anterioridad. Combinado con su labor compositiva, su líder se sirve de pasajes ambientales cercanos al Noise para consolidar su propuesta. Una muestra de ello es la sinuosa Inheritance (The Changeling) que poco a poco aumenta la tensión a través de una incómoda mezcla de zumbidos que culminan abrazando una oscura línea de piano.

La enrevesada amalgama de sonidos que presenta este disco, mantiene algunos nexos visibles que nos guiarán en el avance de nuestro análisis. Como bien decíamos, Horseback cuenta con una vertiente cercana al Psicodélico que puede observarse en los dos cortes iniciales. Tanto Mithras como Ahriman se presentan como temas a medio tiempo, con un sonido predominantemente limpio en el que Miller aportan un tratamiento que coquetea con los sonidos más setenteros. En Mithras la balanza se inclina hacia un planteamiento más Depresivo de la voz con los ásperos guturales de Jenks, aunque atendiendo a su tercer minuto de escucha podemos apreciar un cierto incremento de la intensidad rítmica.

Tras un dilatado descanso sostenido sobre los sintetizadores, Ahriman retoma la misma dinámica que el tema anterior incorporando una vez más el hammond de fondo que junto con el tratamiento del bajo aportan una base mucho más ‘groovie‘. Retomando Inheritance (The Changeling), supone el primer gran punto de inflexión dentro del álbum con un planteamiento que incluso tienta los límites del Drone. El pesado bajo de Arjuna nos empuja a la última incursión de Horseback dentro del panorama de los 70′: su místico aire oriental conseguido a través de la suave ditorsión de las guitarras ilustra la historia del héroe perteneciente al  poema épico hundú MajáBharata. Su cercanía a los sonidos de esta década se intensifica con la aparición y posterior dueto de la voz limpia, que comparte protagonismo con los guturales de Jenks hasta perderse en el sonido del tambor…

Llegados a la primera mitad del disco y después de abordar en profundidad la cultura persa, llega la extraña triada de Hallucigenia con la que se introducen nuevos sonidos y un nuevo marco narrativo. Hallucigenia I: Hermetic Gifts a pesar de presentarse como un corte Ambiental, recoge la esencia del Post Rock en su abanico de distorsiones que poco a poco nos llevan a un apacible trance espiritual. El proceso de purificación mental se mantiene con Hallucigenia II: Spiritual Junk, que a través de una abstracta conjunción de sonidos se acopla a nuestra fisionomía mediante un patrón rítmico cercano al de los latidos.

Si atendemos al título del tema anterior encontramos una referencia inmediata al ‘plano astral’ que en su día abordamos a través de Astral Mantras of Dyslexia, Split de Funeral In Heaven y Plecto Aliquem Capite. Incidiendo una vez más en las bases de la tradición hindú, el espacio astral se nos presenta como una acumulación de imágenes, ideales y prejuicios: residuos espirituales que asimilamos en nuestro campo personal. Sin duda una alusión clara al propio desarrollo de este Hallucigenia II: Spiritual Junk que implica un cuidadoso proceso de purificación interior.

Su último corte titulado Hallucigenia III: The Emerald Tablet basa su temática en la también denominada ‘Tableta Smaradigna’. Según cuenta la leyenda, era una tabula perteneciente a Hermes mediante la cuál se podía conocer la esencia primordial para la creación, aquella en torno a la cuál se planteaban las analogías entre el macrocosmo y el microcosmo. Como podemos ver, un planteamiento centrado en la idea unidad y asociación de la materia que emula a través de su ritmo cíclico el desarrolo natural.

En la misma línea, es importante recalcar el trabajo del pintor ruso Denis Forkas Kostromitin en su portada, plasmando a la perfección el sentido irregular de este trabajo a través de esa extraña metamorfosis de elementos orgánicos. Una metáfora visual que nos habla de la naturaleza en todo su esplendor, evocándose el ciclo de la vida a través de una abstracta combinación de formas vegetales y animales. El propio sonido de este Half Blood parece recoger por momentos los rugidos provenientes de las entrañas de nuestro planeta, contando así con una concepción sumamente visceral que explora al máximo la síntesis de sonidos eléctricos.

A modo conclusivo, hemos de considerar a Horseback como una propuesta que maravillará a una porción bastante selecta del público potencial de nuestro género, haciéndose gala de un profundo conocimiento acerca de las más diversas formas que lo componen. Un viaje espiritual, temporal y sensorial en el que se eleva la experiencia musical al máximo de sus capacidades, perdiéndonos cara al final en un inmenso plano sonoro carente de esquemas compositivos. Totalmente recomendable para todos aquellos que busquéis un sendero alternativo a toda experienca convencional…

Half Blood

1. Mithras
2. Ahriman
3. Inheritance (The Changeling)
4. Arjuna
5. Hallucigenia I: Hermetic Gifts
6. Hallucigenia II: Spiritual Junk
7. Hallucigenia III: The Emerald Tablet

Artista: Horseback

Jenks Miller – Todos los instrumentos

 

Género: Experimental / Psicodélico / Electroacoustico

Fecha de lanzamiento: 8 de mayo de 2012

Origen: Estados Unidos

Discográfica: Relapse Records