Y aquí estamos de nuevo, con nuestros queridos Bullet. Estos jóvenes suecos están protagonizando, junto a otras muchas bandas, el regreso a ese sonido ochentero que tanto triunfó en su día. ¿Su receta? Un poco de AC/DC juntado con un poco de Accept, todo esto mezclado con el hard rock más gamberro que se haya visto por estas tierras. Full Pull, su cuarto disco, nos devuelve a aquella época gloriosa, dónde las melenas y el metal no estaban apartados de la sociedad.

Midnight Oil, el tema que abre el álbum, empieza con una gran intro que nos prepara para la que se nos viene encima. Con la desgarradora voz de Dag Hell Hofer, y un potente estribillo, han hecho una canción algo diferente, pero siempre manteniendo el sello de la casa. Pero todo esto pasa a la historia cuando Full Pull entra en escena. Con unos riffs brutales y unos ritmos rápidos, Bullet te hará menear la cabeza sin parar, demostrándote de que están hechos.

Le sigue Running Away, al más puro estilo de AC/DC. Un tema sólido y con un estribillo memorable, que hará que más de uno pierda la voz en los directos de estos chavales. Full Pull continúa con la hardrockera All Fired Up, que con esa esencia ochentera que nos gusta, nos golpea directo en la cara.

En este momento, Rolling Home se nos aparece con su pausado comienzo. Pero acto seguido, las guitarras rompen la tranquilidad y nos recuerdan que en este disco no va a haber descanso. Esta canción, en un medio-tiempo desenfadado, nos muestra al final uno de los momentos más melódicos de este CD, con una outro muy tranquila, bastante fuera de lo que viene a ser el estilo de los suecos.

Pero el riff de In The Heat, con su rock n’ roll pasado por esteroides,  nos devuelve a la realidad. Es un tema muy resultón que gustara tanto a la parte más rockera como a la metalera. Riffs y más riffs dignos de los australianos, no paran de salir por nuestros altavoces, y en High On The Hogh no iba a ser menos. Hace falta hacer también una digna mención al solo, que ahora más que nunca nos recuerda a un joven Angus Young.

Bullet no da descanso a nuestros cuellos, y con Rush Hour sigue la fiesta. Podemos observar que el principio del solo de esta canción, está copiado del mítico solo de Holy Wars (Megadeth)… ¿Coincidencia? No lo creo. Free Riding continúa la cabalgata de rock n’ roll, bajando un poco el nivel de intensidad del CD, pero manteniendo la calidad.

En Gutterview recuperamos la velocidad, y cabe destacar el trabajo vocal, tanto en el cantante como en los coros, que se ha realizado a lo largo de Full Pull. Poco a poco, esta banda ha conseguido hacerse su propio sonido, y eso es algo digno de mención en un estilo como éste, que tanta gente trata de imitar.

La canción que cierra el álbum, Warriors, es parecida a Midnight Oil, pero con un trabajo en las guitarras excelente. No es un tema que personalmente elegiría para cerrar este CD, ya que baja el ritmo frenético que ha llevado el trabajo, pero aún así, sigue siendo un digno final.

En definitiva, tenemos un gran álbum, que con sus letras fiesteras, sus demoledoras baterías y sus riffs machacadores, seguro que te gustará.

1. Midnight Oil
2. Full Pull
3. Running Away
4. All Fired Up
5. Rolling Home
6. In The Heat
7. High On The Hog
8. Rush Hour
9. Free Riding
10. Gutterview
10. Warriors

Bullet – Full Pull

Género: Hard Rock/Heavy Metal

Fecha de lanzamiento: 14 de Septiembre de 2012

Origen: Suecia

Discográfica: Nuclear Blast