El pasado 13 de febrero llegaba a Europa uno de los trabajos más increíbles que la gran mayoría conocimos hasta el momento: Better to Die on Your Feet than Live On Your Knees se presentó como el primer álbum de estudio de Liberteer, englobado dentro del Anarco-Grindcore con Matthew Widener como único integrante.

Habiendo analizado ya su estructura a través de la review que os presentábamos hace unas semanas, Gaspar dio un paso más contactando con su compositor para conocer su faceta más intima: y he ante vosotros una de las entrevistas más elaboradas que se han concebido en el seno de The Breathlesss Sleep. No sólo recomendamos su lectura a los seguidores de la formación..nuestro país y el mundo en general vivien momentos difíciles, por lo que es necesario que alzemos la voz para decir basta. Compositor, pensador y luchador innato…sin duda las palabras de Matt proporcionarán una perspectiva muy diferente al frío mensaje estandarizado que llega a vuestros hogares. Disfrutadla Herman@s…

TBS. En primer lugar, enhorabuena por este Better to Die on Your Feet than Live On Your Knees, me parece un trabajo increíblemente original y combativo, digno de los duros tiempos que vivimos. Para empezar me gustaría que nos contases como ha sido tu maduración musical e ideológica desde Citizen hasta Liberteer, tengo entendido que serviste en los Marines ¿cómo ha influido esta experiencia en tu arte?

Matt. El cuerpo de marines me endureció. Previamente a eso yo no había ido a ningún sitio, yo no había jugado a deportes en el colegio o hecho ninguna prestación social. A parte de exponerme a una gran sección con muchos hombres, algunos de ellos increíbles y algunos horribles, los marines no hicieron mucho para mi excepto arreglarme los dientes. Desafortunadamente los empastes se cayeron después de mi descarga así que no recomendaría el alistamiento si solamente quieres tener tus dientes arreglados. El mundo de los militares está lleno de gente diferente, que están ahí por diferentes razones, así que no puedo hacer una declaración generalizada. En última instancia el mundo militar no influenció mi arte en ninguna manera, fui vagamente patriótico, aún crítico con nuestro gobierno, y me mantuve así hasta hace como cinco años cuando empecé a cuestionarme la naturaleza insalubre del patriotismo y la religión. Citizen fue un intento de ser político, pero yo no había alcanzado realmente un entendimiento maduro de la política o mis propios fallos como ser humano, que me condujeron a impulsos destructivos como el fervor patriótico. Todo eso me parece muy inútil y peligroso ahora. Miro a alrededor y veo a la gente cautiva de su propio miedo.

TBS. Has formado con grupos de renombre en la escena Grind, como Exhumed, Cretin o The County Medical Examiners. ¿Qué nos puedes decir de esa experiencia?

Matt. Siempre me he sentido atraído a formas extremas de música y arte. Llegué al Metal como un joven adolescente, después al Death Metal y Grindcore en el instituto. Me uní a Exhumed en el 94 y me enseñaron como tocar realmente ese estilo de música. Bastante después reformé mi vieja bande de metal de después del instituto, Cretin, con mi mejor amiga Marissa y con el ex -batería de Exhumed, Call. Así que, solamente he estado en bandas con gente que considero mis buenos amigos. Además de ello, hago música por mi mismo.

TBS. Es increíble el uso de pasajes orquestales en el disco, incluso Sweat for Blood me ha recordado a la banda sonora de La Roca compuesta por Hans Zimmer. ¿Cómo surgió la idea de mezclar ésto con un estilo tan poco melódico como el Grindcore y de qué artistas has sacado la inspiración para estos pasajes?

Matt. Sabía que haciendo el disco con una sola canción larga necesitaría momentos sin Grindcore cada par de minutos para dar al oído algo a lo que agarrarse. Así es como estos pasajes surgieron. Estos pasajes también llevan melodías que aparecen a lo largo del disco en varias apariencias. Elegí un estilo basado en el tipo de instrumentación americana antigua porque quería un poco de ironía patriótica, pero más aún porque es efectivo usar la tonalidad encontrada en la música tradicional de propaganda del pasado de hace varios cientos de años. Funciona a la hora de hacer la música conmovedora. La pieza específica que has mencionado fue inspirada directamente por el montaje de entrenamiento de Rocky IV. Me encantan los montajes de entrenamiento y quería que el álbum tuviera uno. ¿Por qué no?

TBS. En las partes más guitarreras veo reminiscencias al sonido del death metal sueco. ¿Te gusta Dismember? ¿Y otros grupos de la antigua escena europea?

Matt. Me encanta Dismember. Uno de mis shows favoritos en vivo fue ver a Dismember a principios de los 90. Por supuesto, uso el pedal de distorsión HM-2, que evoca la vieja escena de Death Metal sueco. Yo creo que el tono más que los riffs es reminiscente de la escena sueca.

TBS. Es obvio que la carga política es esencial en tu música. Hoy en día es muy difícil cerrar los ojos ante la amenaza de perder los pocos derechos civiles que tenemos y ante el empobrecimiento generalizado de la población ¿Cuáles han sido tus principales inspiraciones políticas? Y ¿Qué papel quieres que juegue tu música en medio de este caos económico mundial?

Matt. El anarquismo es con lo que más fuertemente me identifico. Me encantaría que mi música despertase curiosidad e hiciese mirar dentro del anarquismo porque la realidad es más diferente de la teoría de lo que muchos imaginan.

TBS. ¿Esperas que un sello grande como Relapse ayude a extender tu mensaje?

Matt. Quizás sea porque conozco a todo el mundo de Relapse que no lo considero grande. Es realmente un sello pequeño, pero pienso que tiene mucha influencia. Relapse tiene gran gusto y firma con bandas asombrosas y hacen un destacable trabajo difundiendo música. Estoy muy agradecido por todo lo que hacen.

TBS. Tu música suena oscura pero los pasajes orquestales la dotan de optimismo y esperanza en la victoria. ¿Eres optimista respecto a la situación mundial?

Matt. No soy muy optimista. Creo que las estructuras de poder están investidas en sostenerse a sí mismas. Y cuando fallan, normalmente obtienen nuevos estados para ocupar su lugar con sus mismos problemas. Estamos inmersos en una realidad cultural donde los viejos sistemas resultan familiares, incluso si son imperfectos. No tengo mucho optimismo, pero tampoco pienso que es responsable o incluso ético darse por vencido y abrazar un pesimismo resignado. Prefiero vivir con un dolor en mi corazón sobre un ideal que puede que no vea nunca que matar esa esperanza porque duela mantenerla. La gente débil arroja lo mejor de ellos porque es duro, se niegan a cargar con la disonancia cognitiva causada por vivir en cultura capitalista y sentirse constantemente como un fraude. Pero yo prefiero forcejear con ese sentimiento que rendirme a un ideal compasivo. Si todos hacemos eso a lo mejor construiremos una sociedad ética y justa.

TBS. Uno de tus temas 99 to 1, parece estar dedicado al movimiento Occupy Wall Street ¿Qué piensas de este movimiento cívico? ¿Has participado en él?

Matt. Es una premonición interesante. Esa canción fue escrita y grabada en 2009, un par de años antes que el movimiento occupy. La estadística 99 es un conocido tropo anarquista, cuestiona por qué las masas no se levantan para derrocar a los capitalistas que mantienen un sistema que nos requiere producir recursos para hacer a los ricos más ricos. El movimiento occupy lo usa, pero falla en seguir a través de la conclusión lógica del problema. Ellos quieren más dinero para el 99% pero continúan apoyando al capitalismo. El capitalismo no tiene nada que ver con la justicia, está designado para explotar a tantos como sea posible y concentrar la riqueza para unos pocos selectos. Están apoyando al mismo sistema que oprime a la clase trabajadora. Lo que es más, muchos de los integrantes de occupy están formados por la clase media luchadora que están frustrados porque su clase está desapareciendo. Pero el problema es que el capitalismo no es un buen sistema para apoyar una clase media próspera, es un sistema de disparidad y beneficio, de concentración de poder. El capitalismo en Estados Unidos quiere a la clase media para mantener a todo el mundo emocionalmente neutro y fragmentado excepto a los ricos. Así que me preocupa que muchos de los occupyers estén protestando desde un punto de vista erróneo.

TBS. Me gustarías que nos contaras, como ciudadano americano, como vives el ambiente de amenaza bélica, que siempre parecéis tener por allí. Parece que los tambores de guerra ahora suenan en dirección a Iran

Matt. Es un sentimiento espantoso. Estados Unidos es la primera superpotencia y es especialmente adepta a usar métodos contemporáneos de colonialismo a través de la economía global, la ley y la conquista. Me siento avergonzado y asustado de vivir aquí. La cuestión es que un imperio del tamaño de Estados Unidos necesita una cantidad tremenda de riqueza para mantenerse a sí mismo, y solamente podemos generar la suficiente pisando las gargantas de otras naciones. Ahora estamos construyendo un ejército de aviones sin tripulación, así que podemos mantener un enfrentamiento bélico sin el apoyo popular de los ciudadanos de los Estados Unidos. Esto asusta. Solía ocurrir antes que el gobierno tenía que vender la guerra a la gente o sufrir que les salga el tiro por la culta. Ellos no quieren estar en deuda con la gente, así que están encontrando otras maneras, como usar compañías de seguridad privada, robots o privatizar la guerra. Dudo que le hagamos algo a Iran. Normalmente solemos apoderarnos de países debilitados. Date cuenta como no hacemos movimientos en contra de Corea Norte, Pakistán o China, ya que sería morder más de lo que podemos masticar. Un matón no quiere que le devuelvan el golpe.

TBS. Últimamente se habla mucho en la red sobre las teorías de la conspiración, el New World Order que quieren imponer las grandes corporaciones que aspiran al gobierno único mundial ¿Qué crees que hay de verdad en todo esto?

Matt. Muy cierto, es algo inevitable en cualquier estado con sistema capitalista. El amiguismo corporativo es inextricable desde nuestro estado. Los dos se necesitan y se informan los uno al otros.

TBS. ¿Qué posibilidades habría de ver a Liberteer en directo?

Matt. Sobre el 20%. Tendría que encontrar como poco otros dos músicos que sintieran de la misma manera que yo sobre el anarquismo y tendrían que vivir cerca. Esto en realidad es mucho más difícil de lo que suena.

TBS. Supongo que has oído acerca del movimiento español 15M. Me gustaría pedirte algunas palabras para la gente que está luchando en España en éste momento.

Matt. Se que el movimiento 15M está en contra, entre otras cosas, de la corrupción de los políticos y del sistema bancario capitalista y las corporaciones. Parece un momento crítico, muchos factores han llevado a ésta insatisfacción. Ese mismo sentir lo he vivido en cualquier lugar debido a las jerarquías impuestas por el estatismo y el capitalismo. Pero los españoles tienen una larga historia de revueltas y una historia única con una sociedad anarquista exitosa. Mis pensamientos y solidaridad van para todos mis hermanos y hermanas españoles, no hay nobleza más grande que la de los seres humanos abrazando su libertad heredada y eligiendo oponerse a sus opresores.

TBS. Finalmente me gustaría que te despidieses explicándonos por qué deberíamos tener este trabajo de Liberteer.

Matt. Siempre he sido malo vendiéndome a mi mismo. Así que sólo diré que espero que a la gente le guste el disco, y gracias por las interesantes preguntas. La mejor de la suerte para ti y todos tus lectores.

Agradecimientos a Irene por la traducción de las preguntas y respuestas