El pasado 21 de octubre fue un viernes realmente cojonudo: Pablo y yo pudimos disfrutar de un día cargado de energía gracias a una entrevista matutina y un concierto nocturno con los alicantinos Edhellen, una formación emergente de Power Sinfónico que a día de hoy podemos tratar como verdaderos Hermanos en The Breathless Sleep.

Su calidez y su fuerza de voluntad les llevaron a sacar adelante un proyecto sumamente ambicioso, cargado de matices y dispuesto a situarse en las primeras filas del panorama nacional. Esperamos que disfrutéis estas líneas tanto como nosotros esa hora de charla y birras en el Carmen de Valencia con Ferrán (teclado) y Andrés (bajo)!

TBS. En primer lugar, podríais describir brevemente el significado de ‘Edhellen’ y lo que ello implica en el conjunto de vuestra música?

Ferrán: El nombre en realidad está puesto porque sonaba bien, y sí que tiene un significado pero tampoco es tan importante en sí. Significa ‘el lenguaje’ en élfico, y lo cogimos porque la música es el lenguaje que practicamos.

Andrés: Hicimos una lista larga de posibles nombres, y por sonoridad nos gustó y tiramos para adelante.

TBS. Entremos en la historia de la formación. Según tenemos entendido nace en 2007 y un año más tarde se consolida con la entrada del resto de integrantes. Contadnos un poco acerca de los inicios, el estilo de Edhellen nace a partir de una idea concreta o se configura a través de todos?

A: El grupo en realidad lo formaron Miguel y Edu que son batería y guitarra, y salió al tercer intento. Se conocieron en el instituto, tenían gustos similares y emprezaron a trabajar: en la primera formación no salió nada, en la segunda entró Ferrán con quién no fue bien la cosa…

F. Bah, hice un ensayo solo (risas)

A. Y de ahí también sacaron a Norma que fué violinista de la tercera formación. En diciembre de 2007 entró Victor, David y el resto; y yo entré en enero del 2008 que fué cuando finalmente se cerró. Luego Norma en verano se fue del grupo porque le venía mal acercarse, y aparte estaba muy liada. Estuvimos un tiempo buscando violín pero no encontramos, por lo que empezamos a componer. Lo bueno es que no hemos tenido prácticamente cambios de formación, sólamente hemos hecho un cambio de cantante y hace relativamente poco, en verano del año pasado. Llevamos desde enero de 2008 ensayando todos sin descanso en el mismo local (la Nave Iguana de Alicante), por lo que la salida del vocalista es al fin y al cabo el pico de la pirámide…los que conformamos la base llevamos muchas horas y a pesar de estar empezando ya son 3 años y medio de estar tocando juntos.

TBS. Habladnos un poco acerca de vuestras influencias: predomina el Metal nacional o hay un peso importante del panorama internacional?

F. Y creo que tira más a lo internacional, luego cada uno tiene sus propias influencias pero en los fundadores Edu y Miguel siempre ha estado muy presente el Power Finlandés. Desde Sonata Arctica hasta el rollo más Progresivo de Sympony X o Dream Theater. Cuando escuchas el disco, dependiendo de la canción un poco, puedes encontrar influencias de Angra en unas, de Dream en otras…

TBS. Algo que más adelante os íbamos a comentar en materia de guitarras: no asumen un ritmo estandarizado, teniendo unos matices cercanos a vertientes más duras del Metal.

F. Sí, sobre todo más elaboración. Además tenemos la suerte de que Miguel aunque sea batería también se maneja muy bien con los otros instrumentos para componer, por lo que siempre retoca los detalles.

TBS. Tras desvincularse David Simarro del grupo se integra Álvaro Karvac a a vuestras filas. Qué supuso la salida de David musicalmente para la banda? La integración de Álvaro fue rápida?

A. El cambio de cantante fué después de la entrada al estudio en Abril de 2010, estando ensayando todo el verano cara a corregir lo que veíamos mal en el disco, buscando ser más profesionales. Redujimos el número de canciones por ensayo, modulamos el volumen, aplicamos el metrónomo…y realmente fue cuando empezamos a notar que la cosa no iba bien con la voz, y creímos que no iba a poder funcionar bien. A partir de ahí empezamos a pensar en cambiar de cantante, y se separaron nuestro caminos. Miguel ya conocía a Karvac del coro, por lo que se lo propusimos y dió un si rotundo.

F. También es el tópico de ‘es que se separaron nuestros caminos’, pero David ya estaba pensando en otros proyectos por lo que preferimos separar las cosas en ese punto.

A. Y la verdad que con Álvaro genial. El asunto es que nosotros somos como una familia, un grupo de amigos muy compenetrados, y nos preocupaba que iba a suponer la salida del cantante para la banda.  Sin embargo con él a las dos semanas estábamos haciendo una fiesta juntos, tuvo una buena incorporación ya que nos llevamos bien. A pesar de ser unos chavales tenemos algo claro: cuando pasen los meses, cada uno tendremos que haber dado un paso adelante; por lo que se necesitan 5 pasos para que Edhellen pueda dar uno. Álvaro en este sentido es como nosotros, es muy trabajador y se lo toma muy en serio.

TBS. Según tenemos entendido la entrada de Karvac fue posterior a la entrada al estudio. Hata el momento no participó en el proceso compositio de Edhellen?

A. Realmente cuando él entró el disco estaba grabado, pero en abril de 2011 volvimos al estudio y regrabamos las voces cara a su salida definitiva.

TBS. Ya que hablamos de la composición, es una tarea conjunta o desarrolláis las ideas a patir de un integrante en concreto?

A. Siendo objetivo, los tres pilares del grupo son Miguel, Edu y Ferrán, que son los que llevan toda la carga compositiva. Son genios que tienen mucha música en su cabeza, sacan una idea adelante y a partir de ahí la comparten con el resto. Luego cada uno la retoca en base a su instrumento, pero la idea de una canción suele partir de ellos.

F. También es verdad que al volver a grabar las voces del disco, Álvaro no compuso nada musicalmente pero dio ideas interesantes como cambiar harmonias o doblar voces. O sea que aportó buenas ideas además de calidad vocal, y eso quedó bien plasmado en el disco.

A. No sé quien me lo dijo hace poco, pero el asunto es que ‘un grupo llega a funcionar como una pequeña empresa‘. Hay que repartirse el trabajo, porque sino al estar todos estudiando sería todo una locura. Yo particularmente me estoy ocupando del Management que conlleva un montón de horas, un cuadrante y bastantes llamadas y correos.

TBS. Entramos un poco más en materia musical si os parece. ¿Cómo es que optasteis por autoproduciros vuestra primera maqueta Camino a la Luz de 2008?

A. Pues realmente por probarnos a nosotros mismos y por problemas económicos. Queríamos saber a donde habíamos llegado en base a lo que teníamos: teníamos una intro, un interludio y seis temas, de los cuales sólo dos fueron a Sombra y Anhelo (Cuento olvidado y Eterna la noche). No teníamos pasta en ese momento, y quisimos grabar algo para poder presentar. De hecho para ese momento Edu empezó a tocar algunas cosas de grabación, y a día de hoy estamos haciéndolo con una calidad brutal ya que tenemos medios.

F. Fue todo muy casero…

A. Casero TOTAL, no te imaginas hasta que punto, en plan masterizando la noche antes del concierto (risas).

TBS. Fue mejor por el hecho de haber tenido más libertad?

A. En ese momento era sólo por razones económicas. De todos modos hasta ahora no nos hemos encontrado con ese sentimiento generalizado entre los grupos de ‘este sello nos decía que teníamos que hacer tal…’. No nos ha pasado, y hemos sido libres en todo aspecto y no tenemos a nadie que nos coarte en las composiciones. Al haber puesto el nosotros dinero, en el estudio Fernando y Quique nos dieron consejos desde la experiencia, perorealmente no te obligan a nada.

TBS. Durante la grabación de Sombra y Anhelo, trabajasteis mano a mano con Enrique Mompó durante la grabación ¿Qué recordáis de aquella experiencia?

A. Yo es que fuí el último en grabar, asi que tenía dos días y fue todo muy estresante. Pero la verdad que Quique es un tío de puta madre y te hace estar a gusto: no te mete presión, tiene oído, visión musical y muchos años de música a las espaldas.

TBS. Él fue el productor del disco?

F. Bueno, es que en realidad la figura del productor no estaba definida. Fernando y Quique funcionan como dos unidades separadas dentro del estudio: los dos se encargan de grabar, pero la mezcla y masterización se encarga Fernando. Eso sí: Quique destaca en las orquestaciones (de lo que también se encarga en Opera Magna), y no nos compuso nada pero sí se comportó más como un productor en el sentido de aconsejarnos. Diría que antes que técnico es músico, compone para su grupo, toca en dos o tres grupos, tiene los mismos estudios de piano que yo, es buen guitarrista…por lo que siempre biene bien tener a alguien así cerca.

TBS. Y respecto al resultado final del disco, estáis conformes con el mismo o hay algo que cambiaríais?

A. Contentos no estamos nunca…eso jamás.

F. Hay que quejarse siempre (risas)

A. Sobre todo en la forma de componer, cuando acabas el disco (igual que concluído un concierto) te sientas y te planteas qué esta mal. Nos hemos dado cuenta que tenemos que componer pensando en el músico, sobre todo cara a la nueva voz que tenemos, y no amontonar tantas cosas.

F. Yo creo que eso es lógico, es oficio de compositor. La única forma de progresar es hacer cosas y con el tiempo ver qué es lo que no te gusta de eso: descubres nueva música, vas aprendiendo, te fijas en otras cosas, y esa es manera de avanzar. De hecho nos pasa algo similar a lo que le pasó a Nightwish con Annete Olson: sacaron el Dark Passion Play siendo un disco escrito para Tarja. El disco que saquen ahora estará pensado para su nueva vocalista, igual que nosotros lo hacemos pensando en Álvaro y sus registros.

TBS. Entonces ya tenéis temas compuestos para el próximo disco?

A. Si, realmente está ya casi a medias, tenemos dos o tres canciones terminadas y unas 6 hechas ya. Piensa que realmente tuvimos aun año, en Abril de 2010 teníamos Sonbra y Anhlelo, y el hecho de componer es una tarea contínua.

F. Miguel y Edu también es que son muy ‘hormiguitas’, hay cosas que vamos a incluír en el segundo disco que están compuestas desde antes de que Edhellen empezara a funcionar bien, lo que pasa es que hay ideas que no pegaban con nuestro estilo.

TBS. Habéis pensado en darle forma como un disco conceptual?

F. Bueno es que no queremos decir todavía nada, ni siquiera tenemos claro si vamos a poder realizar lo que tenemos en mente, pero en principio sí: va a tener una idea central. Es algo muy ambicioso y no queremos decir ‘Es ESTO’, porque luego llegas y mira…(risas). Así que bueno, es conceptual, y estamos en ello.

TBS. ¿Cómo percibís que ha sido recibido este último trabajo entre la gente?

A. En general, primero la música llega a tus amigos que te pueden dar una primera opinión, pero ahora estamos consiguiendo llegar a más gente que no nos conoce. Sobre todo por Facebook, en donde estamos haciendo bastante promo, y a gente en genaral le gusta aunque es verdad que te escuchan un poco por encima. Luego hay público como vosotros que lo escucha en serio, y lo cierto es que nos toman como una propuesta en serio que es lo que buscábamos. Apostamos por el disco, y pusimos bastante dinero para poder entrar al estudio donde graban los referente de esta zona (Dragonfly, Opera Magna), y poder sonar como ellos jugando en su misma luga.

F. Las opiniones difieren sobre todo en intensidad: algunos ven nuestro estilo como un Power muy consolidado y otros consideran que estamos muy abiertos a la experimentación, y es el mismo disco sabes?. En general nadie dijo que es una mierda (risas), pero sí que ha habdo diferencias en la calidez de la recepción. Yo personalmente sí que veo que tenemos un sonido personal, identitario, y algunos sí que lo han visto.

TBS. Nosotros personalmente no estamos a favor de trabajar con una puntuación concreta, dado que puede llevar a la simpleza en muchos casos y acaba por reducir la crítica y la discusión en torno a la misma en torno a ese mero aspecto. También se suele criticar un trabajo en base a un marco comparativo con otros grupos, lo que acaba por quitarle brillo al verdadero protagonista…

F. Sí que hay críticas que te reducen a eso, a unas influencias, y te das cuenta que no te han valorado ni bien ni mal: sólo han dicho que tus canciones suenan a esto o a lo otro. A veces no ha pasado que ‘sonamos’ a grupos que ni siquiera hemos escuchado (risas). Todas son opiniones, y todas son respetable, pero sí que mola más que el crítico ponga algo de su parte.

TBS. Hablando de este Sombra y Anhelo, ¿Cuál es la parte que más cuidáis de vuestras canciones? ¿Quizás los teclados y las armonías vocales?

A. Es más lo que ha dicho Ferrán antes, buscando un estilo propio cargamos mucha importancia en el teclado. Tenemos aquí un señor que se defiende muy bien y por no hacer el típico Power de doble bombo y metrónomo a 160 intentamos darle el toque orquestal con melodías de guitarra y teclado, abriendo el juego entre ambas. Mediante la voz también intentamos buscar un sonido propio.

F. Sí bueno, no hay canciones en las que no haya algo de teclado, vamos, yo no me aburro en ninguna sabes; y ya no es por virtuosismo, que no lo hay prácticamente (risas). En canciones como Sombra en el océano o Reflejos me lo paso muy bien tocando, aunque no hay teclados demasiado complicados. Estoy muy contento porque desde el principio era la idea de Miguel y Edu: la de tener un sonido como el de Angra en Rebirth o de los Avalanch de El Ángel Caído, en los que siempre haya un acompañamiento.

TBS.Por su parte los riffs suenan afilados, con una dostorsión alimentada y acolchada: el tratamiento de los punteos demuestra un nivel excelente en materia compositiva, presentando todo en conjunto un estilo que engloba variantes mas duras como bien puede ser el Metal Finlandés que nombrabais antes. Contadnos cómo trabajáis en las bases de guitarra a la hora de componer y la configuración del bajo en torno a ellas.

A. Edu realmente es uno de los compositores, y tiene pasión por el instrumento. Tiene referencias más allá del Power como Scar Symmetry, por lo que solemos afinar en Re en búsqueda de un sonido ‘tocho’. Cara al segundo disco es justamente lo que buscamos: guitarras más acolchadas y contundetes. Respecto al bajo, en general va acoplado a la composición…

F. Hombre, en realidad hay partes como el inicio de Sombra en el Océano en las que el bajo tiene voz propia, se oye un montón. A Andrés queremos sacarle más partido en el futuro.

A. Claro, no es que el bajo siempre vaya acoplado a la guitarra, que normalmente sí, pero también se estructura en melodías acompañando a la voz y a los teclados. Lo cierto es que a veces estoy haciendo algunas cosas que me cuestan un montón, y muchas veces no se oyen porque estamos haciendo varios punteos. Por ello, cara al futuro queremos mejorar eso, par apoder enriquecer las canciones y conseguir un sonido más definido.

F. Ahí está el tema de evolucionar como compositores, por ejempo ahora en el coche veníamos escuchando a los japoneses Versailles y sacábamos ideas de la combinación bajo-charles-guitarras agudas, algo que no se nos había ocurrido hasta el momento. Son nuevos terrenos a explorar…

TBS. Los demás instrumentos y la voz también demuestran un nivel muy alto, ¿alguno de los integrantes de la banda se formó en el conservatorio, o pertenecéis al vasto ejército del Guitar Pro?

A. Es nuestra base, tu escuchas el disco y está escrito ABSOLUTAMENTE TODO en Guitar Pro, ves una partitura de una canción y flipas…dices ‘no puede haber veinte pistas’.

F. Tendríamos que haberlo puesto en los agradecimientos: Guitar Pro 5.2

A. Pero bueno…qué era la pregunta? (risas) Sobre todo, el único que ha ido al conservatorio es Ferrán, pero Miguel también ha estudiado piano por su cuenta y Edu también tiene muchísima idea.

F. Yo llegué a la mitad del grado medio mas o menos y luego me metí en la universidad y lo dejé, aunque sigo leyendo algunas cosas por mi cuenta. Álvaro también tiene formación académica no oficial, pero ha estado un tiempo dando clase con una soprano bastante cotizada. En realidad no hace falta el conservatorio, te da otras herramientas, pero como ves no todos tienen esa formación y lo hacen muy bien por su sentido musical.

TBS. Vemos que vuesto carácter Sinfónico dota al sonido de un constante trasfondo que desde luego lleva tras de sí un trabajo notable. A la hora de consolidarlo ¿Alguno de vosotros en particular se sienta a retocar punto por punto las orquestaciones?

F. El hecho de la carga instrumental es algo que tenemos que mejorar para el segundo disco. Yo soy bastante meticuloso con la orquesta, los timbres adecuados, y en esto sí que hubo in poco más de descontrol cara a la llegada a la fecha de grabación. Un buen ejemplo es Sombra en el Océano, que más adelante regrabamos para una recopilación de los estudios Firework, en donde cambié la orquestación trabajando con Edu. La elaboramos más y ahí se noto que está tratada con más cariño y tiempo, y siempre que haces Sinfónico tienes que cuidar los detalles.

TBS. A título personal quería que me hablarais un poco acerca de la magnífica balada que presentáis bajo el nombre de Cielo y Mar. Es una pasada, sinceramente…y de paso decidnos de quién son las voces femeninas  que suenan como acompañamiento.

F. Pues muchas gracias…la verdad que chorrea pianos por todas partes por lo que se nota que la he hecho yo (risas). La idea original era de David, siendo una forma de interpretar La Odisea. Penélope en Ítaca esperando a Ulises, y este viajando por el mar. A partir de esos fragmentos originales que aún persisten en la letra le puse música, además de el violín que pertenece a Norma. Las voces que suenan son de Mara Frischherz, que desinteresadamente vino a colaborar con nosotros siendo además cantante de Innerfate (también de aquí de Valencia).

A. Tenemos mucha amistad, y la verdad que nos encantó su trabajo y su voz. De hecho tendríamos que haberle sacado más partido…es algo que nos gustaría mantener cara al futuro.

F. En el segundo disco habrá colaboración femenina seguro, ya que la propia historia lo pide. El tema es que Mara es una chica que tiene mucho de curro, es fotógrafa, y se mueve un montón. Pero sí, estaría bien trabajar con ella.

TBS. La lírica se mantiene desde el paso de David por el grupo, o la componéis entre el resto de integrantes?

F. No, David tampoco hizo muchas letas. Por porcentajes, el que mayor cantidad de letras ha hecho es Miguel, y Edu y yo hicimos algunas. Normalmente el que compone la música en una canción, en un principio se encarga de la letra.

TBS. Vamos a ir terminando en torno a las presentaciones en vivo. Entre vuestras experiencias en el escenario citáis a Dünedain, Dragonfly o Glassmoon. ¿Cómo os recibieron los grandes exponentes del Power español, hay compenetración entre las formaciones del panorama?

 

A. La verdad que llevamos un rollo genial y nos hemos hecho colegas con todas las bandas que hemos tocado. No hemos tocado con grupos internacionales, pero por ejemplo Dünedain dentro del panorama nacional están petando y tienen una actitud muy humilde. Cuando vinieron la primera vez a Alicante tocamos con ellos por una recomendación de un amigo suyo, al año siguiente repetimos y la cosa fue muchísimo mejor, les encantó nuestro disco y se acabó creando ua complicidad. Con Dragonfly igual, tocamos con ellos casi de coña en Valencia la primera vez porque se cayó un grupo y esperamos que en el futuro salgan muchos concierto más (os recordamos que tocaron juntos el pasado 21 de octubre de 2011 en la sala Rock City, aquí tenéis la crónica). Un grupo son las personas que lo forman, y nosotros somos gente muy maja por lo que nunca tenemos problemas con nadie.

F. Por eso me gustó mucho trabajar con Quique, es un tío del palo ‘tocas de puta madre, me encanta como compones y tratas la música’, y sin embargo es el tío más campechano del mundo. Puedes elogiarlo lo que quieras y él siempre se lo toma a coña y te dice que es mejorable, y es muy buena gente. Glassmoon por otra parte son unos músicazos TODOS (no se si leeran esto, pero bueno), hacen una versión de Under A Glass Moon  de Dream Theather que se te caen los pantalones y siempre son gente genial…de hecho un día Nacho el teclista apareció en un concierto nuestro antes de pillar un avión a Suecia!

TBS. En concreto, ¿Cómo es vuestra relación con Cain’s Dinasty? De hecho compartís ciudad de origen y habéis aparecido prácticamente al mismo tiempo.

A. Nos llevamos muy bien, y les conocimos  justamente por empezar a la vez en Alicante. Nos molaban en directo, y al revés igual. Compatirmos escenario y conseguimos un trato de tu a tu en el que nos repetamos mutuamente, en nuestro último concierto de Castellón vendimos 200 entradas y petamos la sala. La verdad es que funcionamos muy bien juntos.

TBS. Tratando el plano nacional en conjunto, ¿Cómo veis el panorama del Metal Sinfónico en España?

A. Está jodido el percal, no sólo para el Metal Sinfónico, sino para todos. Incluso los grupos de referencia españoles lo tienen difícil para ir a una ciudad que no sea Madrid, Barcelona o Alicante y llenar una sala. Ahora mismo nuestra limitación para salir fuera principal es el dinero, y además nos conoce poca gente, por lo que poco a poco vamos a tener que ir trabajando cada ciudad. Es todo muy complicado, pero queremos ir a Zaragoza junto con un grupo que conocemos que se llama Nevernight, Madrid, Ciudad Real, Burgos, Murcia. Son ciudades en el punto de mira cercano, además de una minigira por el norte que tenemos pensada…siempre intentando reducir los gastos lo menos posible. Desde luego te puede llevar sorpresas, metes 80 personas fuera de tu ciudad y es un éxito considerable…

J. Eso no nos va a pasar (risas)

A. También es como lo montes, la idea que tenemos nosotros ahora mismo es ‘todo barato‘: nosotros ahora mismo no tenemos beneficio, y el grupo es un pozo de dinero en el que vamos a seguir echando. Cara al segundo disco nos gustaría conseguir algo de dinero, siendo el objetivo la autofinanciación ya que estamos todos hasta el cuello ya que no trabajamos…y la realidad es que todos los grupos están un poco así.

TBS. Tal vez no ayuda demasiado que con la crísis la gente en vez de gastarse 10 euros en una entrada prefiera asegurarse la fiesta o pegarse una cena con colegas en vez de apostar por un grupo nuevo, por lo que se lo piensan 50 veces…

F. Es así, pero también hay que ser un poco altruistas y todos lo hemos hecho alguna vez. Hay que hacerse un poco cargo de que la cosa está mal, por eso intentamos poner la entrada y el disco lo más barato posible…por lo menos que dependa de tí la decisión, y no del precio. En resumen, como dice Andrés a lo que más aspiramos es a no perder dinero y a poder seguir haciendo música.

TBS. Qué opinión os merece el panorama de la Cominidad Valenciana? ¿Tenemos un entorno nutrido , en donde lo artistas pueden encontrar con cierta facilidad oportunidades para actuar y salir adelante?

A. Hasta ahora los bolos nos lo montamos nosotros, y rara vez alguien viene a decirte ‘voy a montar este concierto, quiero contar contigo, te voy a echar una mano’, funciona a partir de intercambios o de voluntad propia, por lo que muchas veces te la juegas. En Valencia yo estoy muy contento, es una ciudad de referencia en España (en comparación con Alicante).

TBS. Es cierto que últimamente el panorama Valenciano creció con la llegada de grupos como Iron Maiden, Obituary, Grave, Entombed o Malevolent Creation dentro del panorama más extremo. Para vosotros es más importante la proyección nacional o el hecho de mirar cara al resto de Europa?

A. Hombre, ahora mismo toco en el Polo Norte si me pagas el viaje (risas), por lo que como dijimos antes, es una cuestión de dinero…

TBS. Y por último, una pregunta recurrente para lo entrevistados de The Breathless Sleep: con quién sería un verdadero sueño compartir escenario?

F. Amaral? (risas)

A. Para mí es un honor por ejemplo poder estar aquí con Dragonfly, contamos con ellos y ellos con nosotros. Estamos satisfechos con nuestra música porque a alguien que tenemos en estima les gusta el proyecto. Aunque si viene Symphony X o Kamelot y te proponen telonearlos se te caen los pantalones…

F. Muy bonito eso que dices…(risas). Vino hace algún tiempo Addagio, y de hecho tocaron con Delirium y Sylvania…por lo que no es tan difícil, y puedes acabar tocando con un referente sin darse cuenta.