Hagamos una aclaración inicial: en The Breathless Sleep odiamos las reviews estructuradas a partir de un marco comparativo, ya que este tipo de discurso acaba por desestimar la calidad y la pegada inicial que una formación ‘no pionera’ puede provocar en vosotros. En cristiano: ni vamos a hablar de Entombed, ni vamos a valorar las influencias sustraídas de Dismember. Estas líneas están dedicadas a Entrails: dado que pueden valerse perfectamente por sí mismos para ocasionaros el peor de los traumatismos craneales. Y no solemos bromear con estas cosas: son tipos peligrosos.

Antes que sentarnos a plantear una regresión a los 90 (año de su formación) y analizar todo que por el norte se gestaba en esos momentos, vamos a hacer hincapié en un término muy simple: Old School Death Metal. Sumamente elocuente por sí mismo…esta es su propuesta, y su ejecución es tan tormentosa y horrenda que poco tiene que envidiar a la vieja guardia. Posiblemente la repetición sea el handicap más peligroso para todo grupo reformado, sin embargo: como le dan esquinazo a la la nostálgica sensación de que todo está inventado? Sabíais que iba a decirlo: con un par de cojones. La brutalidad se desprende con una facilidad abrumante en estos 45 minutos de áspero regurgitar, diseminada en un buen abanico de estructura que dejan de do cualquier tipo de monotonía…

La tumba nos aguarda con un primer corte de carácter acústico, enfrascado en una cíclica y dulce melodía que repentinamente nos postra indefensos ante el magnífico y atropellado inicio de Unleashed Wrath. Una abominación que rápidamente nos ofrece un vistazo general del desolado panorama que su excelente portada de tonos azulados evoca. Abrupta en sus primeros instantes, el blast beat de Adde nos ofrece unos minutos iniciales de puro vicio, siendo la magnífica voz de Joakin la encargada de coronar el majestuoso conjunto. Las influencias comienzan a relucir entrando en su segundo minuto con un lento punteo que nace del abismal silencio, rompiendo poco a poco en un nuevo festín de carne y golpes secos.

Misteriosa se abre Crawling Death, dando paso a un riff abrasador que os cortará la yugular en cuestión de segundos. Poco a poco las guitarras levantan una bestia de cuerdas muteadas que avanza de manera pesada, provocando una desesperación que las líneas de bajo no hacen más que acrecentar. Las fauces del infierno no cesan de abrirse con la llegada de Eaten By The Dead, que viaja a lomos del enfermo e incesante ataque de los pedales. Presentando algunas fases apagadas, marcadas por la afónica distorsión de la guitarra y la sórdida caída de cada golpe en la batería, retoma su caótico avance cara a los minutos finales para dar paso a uno de los baños de sangre más exquisitos de este The Tomb Awaits…

Hablamos de la feroz Undead, que bajo una profunda agonía va cubriéndolo todo de negrura hasta transformarse en un riff dinámico y poderoso, apoyado en todo momento por el bestial bajo (que si subís un poco el subwoffer os volará los empastes). El conjunto se ve amenizado por tramo intermedio de tintes melódicos, el cual se agarra desesperadamente al potentente avance de los muteados que mueren en los desgarradores guturales.

La acción vuelve de la mano de The Slithering Below, que abre la segunda mitad del disco con un incansable castigo de pedales, distorsión y gruesos ataques que consolidan una vez más el ampuloso ritmo Old School. La tensión se dispara por completo con End Of All Existence, que una vez más nos levanta del sitio y nos destroza el cráneo contra la pared…una dosis de violencia fanática y suicida, que por momentos respira para presentarnos algunos riffs interesantes que acaban por sucumbir ante una nueva ola de sufrimiento.

Con Collecition Of Cracked Heads se abre un binomio de cortes más melódicos, siento este primero especialmente brutal. Poco a poco se organiza en torno a un punteo acelerado, que cohesiona los elementos en una engrasada maquinaria de guerra…el padecimiento de sus primeros minutos se intensifica exponencialmente hasta rozar los límites de la locura. Una pieza excelente que deja entrever las capacidades de estos veteranos enterradores. Con una soltura algo mayor, Remains In Red emprende una carrera sin retorno hacia la perdición, en donde las guitarras empapadas en distorsión abren una serie de cuadros melódicos algo tímidos y enigmáticos.

Total Death habla por sí misma: una caída en picado ante la fría mirada del destino, erigida a partir de unas pesadas bases alimentadas por riffs circulares que traen consigo la más profunda de las asperezas. Un tema que nuevamente abre un corto espacio para la participación melódica, y que en conjunto acaba por agarrotarnos un poco pese a su escasa variación. Como corte final, Unspeakable Obscenities se encarga de terminar el trabajo sucio a través de un caótico relato de calamidades y depravación. El apartado rítmico es soberbio, maltratándonos de forma deliberada hasta hacernos perder la noción…siquiera el impresionante alarido que Svensonn profiere cara al final desde el vacío es capaz de hacernos reaccionar. Una mutilación en masa que nos deja unos últimos 6 minutos cargados con lo mejor de su maestría, adquirida y cuidadosamente conservada a lo largo de estos 20 años…

Todos necesitamos de vez en cuando una vuelta a los orígenes del caos, y que mejor guía en la tortuosa travesía que una formación que estuvo en el propio cubil de larvas. Un trabajo altamente recomendable para los insaciables perros de la vieja guardia…que sabemos que no sois pocos Herman@s.

Entrails - The Tomb Awaits

The Tomb Awaits

1. The Tomb Awaits
2. Unleashed with Wrath
3. Crawling Death
4. Eaten by the Dead
5. To Live is to Rot
6. Undead
7. The Slithering Below
8. End of All Existence
9. Collection of Cracked Heads
10. Remains in Red
11. Total Death
12. Unspeakable Obscenities

Artista: Entrails

Jimmy aka Bloodspill – Guitarras
Joakim Svensson – Bajo, Voces
Adde Mitroulis – Batería, Voces
Mathias Nilsson – Guitarras

Género: Old School Death Metal

Fecha de lanzamiento: 9 de septiembre de 2011

Origen: Suecia

Discográfica: F.D.A. Rekotz