La sala lucía como nueva. Situada en el polígono industrial de Almácera (Valencia), Rock City llama a las puertas de convertirse en todo un referente del Metal en Valencia gracias a una agenda de lo más interesante y una inversión más que notable en sus instalaciones.

A la llegada pocos aguardaban en el exterior, tan solo los miembros de Edhellen y Dragonfly quecogían fuerzas en la terraza situada a la entrada del recinto. En el interior, los retratos de Angus, Slash o DIO, así como mesas de billar e instrumentos firmados creaban ese ambiente rockero que por un buen par de horas nos ayudó a abstraernos de la rutina llegado el viernes por la noche.

Con puntualidad británica, algo que siempre se agradece, a las nueve y media comenzó a sonar la melodía de Preludio, tema introductorio del álbum Sombra y Anhelo de los teloneros Edhellen. Con toda la banda en el escenario, dieron comienzo a su actuación con la potente entrada de la batería y los teclados en Senda Celeste.

Ya desde el primer tema dos cosas quedaron claras: la asombrosa calidad de sonido de la sala que nos permitió disfrutar con cada uno de los instrumentos, y el gran talento del vocalista Álvaro Karvac que rozó un nivel altísimo a lo largo de toda la actuación. Su espectacular grito en Buscando el Sol arrancó una gran ovación de los asistentes que en ese momento duplicaban ya la entrada original.

Tras uno de sus temas estrella, Sombra en el Océano, llegó un momentáneo descanso con la instrumental Interludio que dio paso a Reflejos, momento en el que el juego de luces acompañó a la perfección al demoledor comienzo de la batería a cargo de Miguel de Segura.

Esta canción sirvió para ratificar que en Edhellen, los teclados abandonan la mera función de base que tienen en muchas bandas para asumir el papel protagonista. En el setlist de los alicantinos hubo tiempo para temas rápidos de blast beats y trepidantes bajos y guitarras, y medios tiempos y baladas como Entre Cielo y Mar, canción muy bien acogida por un público que acompañó con la típica coreografía de brazos para este tipo de temas.

Su actuación estaba llegando a su fin; un trabajo muy bien hecho, sonando con potencia y claridad, si acaso un pequeño pero, como fue la falta de conexión con el público que hubo en determinados momentos, a pesar de que en líneas generales, la gente se fue muy contenta con la actuación; muestra de ello son las numerosas personas que al final del concierto acudieron a la zona de merchandising para hacerse con el CD del grupo.

Para cerrar, tenían reservado un final apoteósico con Tras las Llamas y Eterna la Noche con todo los miembros dando lo mejor de sí y transmitiendo una intensidad que dejó al público con ganas de más. Pero más no había, para eso habrá que esperar al próximo disco de los alicantinos Edhellen.

Minutos de descanso para reponer fuerzas, o lo que es lo mismo; para fumar y tomarse unas copas en la excelente terraza. A estas alturas, muchas camisetas de Dragonfly poblaban ya la sala que rozaba los más de cien asistentes.

El exceso de relajación nos hizo llegar tarde a los primeros segundos del primer tema. Con una iluminación verde que dotaba de cierto misticismo al ambiente y con un gran cartel con el nombre de su banda al fondo, hacían acto de presencia la veterana banda valenciana Dragonfly con Mi Salvación.

Aquella noche presentaban por primera vez en Valencia su nuevo disco, Non Requiem, y uno de sus temas, Infierno, hizo menear la cabeza a las primeras filas de espectadores, que se mantuvieron fieles coreando cada una de las canciones.

La banda demostraba tema tras tema su gran presencia escénica gracias a los diez años que llevan devorando escenarios. Gran parte de esa presencia se debió sin duda al cantante, Pablo Solano, quien dedicó el tema Media Vida a todos los años que lleva compartiendo con su pareja.

A medida que transcurrían los temas, iban presentando a cada uno de los componentes, hasta llegar a la última incorporación, el descaradamente joven guitarrista solista Juan Alberto Albacete, que para mí fue el gran aliciente de la noche y que se marcó un gran solo emotivo en el momento de su presentación a lo que el público respondió con una gran aplauso.

Con un inicio a lo Kashmir de Led Zeppelin marcado por arreglos orientalizados, presentaron Furia, con un increíble solo que el citado guitarrista se atrevió incluso a ejecutar con los dientes. De verdad que fue de quitar el hipo lo de este chaval.

El peso de la balada Rompe tu Silencio cayó sobre el bajista Juanba Nadal, quien también demostró estar en plena forma y ser un excelente cantante, pudiendo ser perfectamente el cantante principal de cualquier otra banda. Nos acercábamos ya al final y la banda aprovechaba para hacerse publicidad.

Para acabar, sorprendieron a la audiencia con el célebre Enter Sandman de Metallica, eso sí, un clásico llevado a su terreno épico gracias a los arreglos de los teclados de Isauro, que los usaba como si de una guitarra se tratase.

Finalmente, volvieron a sus primeros días para interpretar un Solo Depende de Ti de su primera maqueta de 2003, a la que se unió a los micrófonos Álvaro Karvac de Edhellen. Camaradería hasta el final entre las dos bandas que compartieron cartel la pasada noche en la Rock City de Almácera.

Esperemos que progresivamente Edhellen se conviertan en uno de los grandes estandartes del Power Metal Sinfónico en Valencia…y cómo no, en toda la península. Una grandísima noche en la que relució la experiencia de Dragonfly y la ilusión de nuestros hermanos alicantinos, acompañados por un público que lejos de darles la espalda siempre recordará que hay una sombra en el océano…

Setlist de Edhellen:

  1. Preludio
  2. La Senda Celeste
  3. Buscando un Sol
  4. Cuento Olvidado
  5. Sombra en el Océano
  6. Interludio
  7. Reflejos
  8. Entre Cielo y Mar
  9. Todos los Sueños
  10. Tras las Llamas
  11. Eterna la Noche

 

Setlist de Dragonfly:

  1. Intro
  2. Mi Salvación
  3. Infierno
  4. Ángeles con una sola Ala
  5. Media Vida
  6. No lo Verán Caer
  7. Dispuesto a Seguir
  8. Esclavo de tu Amor
  9. Furia
  10. Quién Llora Ahora
  11. Rompe tu Silencio
  12. Nunca Camino Solo
  13. Enter Sandman
  14. Solo Depende de Ti