Parece mentira que haya pasado ya más de año de la salida de En Kvest For Den Hellige Gral…pero los trolles aprovechan bien el tiempo, y el margen fue más que suficiente para realizar una gira internacional y dar cuerpo una nueva aventura etílica. Su anterior trabajo mostraba ya síntomas de madurez tanto en sus esquemas compositivos como en la ejecución de su amplia propuesta instrumental, hechos que por supuesto podéis ver justificados en nuestra pasada reseña. Una evolución que ya por aquél momento incrementó la complejidad de su propuesta, definiendo al milímetro aquél True Norwegian Balkan Metal que tan extraño se nos hizo desde un principio a la mayoría…

Es toda una realidad que TrollfesT ha sacado a relucir una propuesta única en su género, haciendo uso de elementos tradicionales que a primera vista pueden resultar chocantes: algo que les aleja del Mainstream y aglutina en torno a ellos una incansable legión de seguidores. Pero no todo se resume en su trabajo de estudio, la componente presencial tiene un papel definitivo…¿O acaso es posible permanecer indiferente en medio de sus conciertos? Su enorme capacidad de conexión con el público y la calidez que desprenden en el trato personal es algo raramente visto en un artista noruego. Pero seamos francos: nuestro amor incondicional por estas criaturas reside en su  gran sentido del humor asociado a un consumo desmedido de alcohol. Sinceridad, brutalidad , ebriedad y total respeto por la tradición…la fórmula mágica para convertirse en un referente.

La temática del presente trabajo gira en torno a Brumlebassen, guardían de las abejas: un personaje encargado de cuidar de las mismas y elaborar la hidromiel tan apreciada por los trolls…labor que adora hasta tal punto que acaba por convertirse en una de ellas. Centrándonos en el apartado instrumental, a diferencia de su anterior trabajo se apuesta por trasfondos tradicionales más discretos: la sección de vientos deja de ser tan esplendorosa y las guitarras acústicas adquieren una presencia fundamental. Buena muestra de ello es la introducción de Brumlebassen (cuyos acordes reconocemos del curioso trailer que presentaban a principios de junio), acompañada por un amplio muestrario de melodías ideales para levantar las jarras en alto. Empapada por el alegre ambiente de altamar, Hevlette avanza al ritmo del acordeón mientras una decena de corsarios acompaña a su (ya bastante tocado) líder. La cálida Mystisk Maskert recupera por su parte el espíritu de Inni den Grotte (perteneciente a su Brakebein de 2006); siendo Verboten Kjærleik el más profundo de sus temas acústicos con un excelente trabajo en torno a los punteos.

Sea como sea, Brumlebassen es el trabajo más jodidamente endemoniado que han lanzado hasta la fecha. El desenfreno que  se alcanza por momentos es tanto o más intenso que sus anteriores creaciones…qué decir del tema homónimo con el que se abre el album o Illsint, que conocimos a través del primer video presentado por la formación. El trabajo de Trollbank en los pedales es simplemente destructivo, siendo uno de los temas más atractivos del plástico gracias a su pegadiza melodía principal. En la misma línea se abre la recientemente lanzada TrinkenTroll (cuyo videoclip está disponible en este enlace), siendo el tema más fiestero con una gran labor en el apartado tradicional. Algo más cercana a las bases del Metal, Apis Mellifera va evolucionando de la mano del Folk hasta derivar en un tema a medio tiempo dominado por los rotundos alaridos de Trollmannen.

A sabiendas de lo peligroso que resulta consagrar favoritos…Rundt Bålet es la locura más genial de todas. Espectacular y corta síntesis de todo aquello que gira en torno a TrollfesT: una fiesta asegurada sobre los escenarios y una masacre total a sus pies. Otro corte plausible es Böse Tivoli, iniciado a través de una melodía circense que deriva en un sofocante tema amenizado por el sonido de los timbales. Aún más versátil se muestra Finsken Norsken og presten, canción sobresaliente por la fuerza de sus coros y la maestría de DrekkaDag en el solo de saxo.

Las voces limpias, aunque escasas, ofrecen algunos de los momentos más memorables de este Brumlebassen, jugando un importante papel en su décimo corte Bråk. Rememorando la entrevista que realizamos con la banda tras su concierto de Valencia, nos comentaban que incorporarían voces femeninas en esta nueva entrega…hecho concretado en la curiosa Sellout. Un tema que por momentos peca de simpleza, distando de ser propuesta atracativa para sus seguidores más tempranos.

En resumen, se trata de un trabajo un tanto irregular: a pesar de su riqueza en matices, algunos se sentirán desconcertados por la carencia de un hilo conductor definido. Analizado desde la individualidad, se trata de una evolución clara y segura de las fórmulas aplicadas por los noruegos hasta la fecha. Otro punto curioso es la carencia de tema más atractivo para presentar el disco a los nuevos fans: a pesar de ser pegadizo, Trinken Troll no alcanza la fuerza que Undermålere o Helvetes Hunden GARM alcanzaban en álbumes anteriores. En definitiva Brumlebassen es una apuesta segura para los más cercanos a la banda, una vuelta muy esperada que sitúa a nuestros queridos trolles más cerca de ser una formación de culto que un fenómeno de masas. Salud por ello…y que sea muchos más los que sigan por esta línea.

1. Brumlebassen v
2. Böse Tivoli
3. Illsint
4. Hevlette
5. Finsken, Norsken and Presten
6. Mystisk Maskert
7. Apis Mellifera
8. TrinkenTroll
9. Verboten Kjærleik
10. Bråk
11. Sellout
12. Rundt Bålet
12. Konterbier (Bonus Track)

TrollfesT – Brumlebassen

Género: True Norwegian Balkan Metal

Fecha de lanzamiento: 24 de Agosto de 2012

Origen: Noruega

Discográfica: Napalm Records