Bueno, por fin creo que estoy en condiciones de dar veredicto sobre el nuevo trabajo de SuidAkrA. La review tendría que estar publicada hace ya bastante tiempo, pero tratándose de una formación clave en mi caso, preferí darle algo más de margeb a la escucha y no acelerar el proceso. El lanzamiento oficial en Estados Unidos fue el martes…por lo que tampoco estamos tan descoordinados (¬¬). Que la disfruitéis hermanos, por fin los germanos están de vuelta…

La crisálida del tiempo vuelve a abrirse ante nuestros ojos…los vientos vuelven a evocar los rugidos de tiempos inmemoriales, en donde la batalla y la poesía se alzaban por igual en el robusto corazón de los hombres. Las melodías arcanas extraídas de los antiguos versículos afloran una vez más en la gélida superficie mientras el paso del tiempo cristaliza a su paso los estandartes caídos. La piel vuelve a estremecerse y las emociones que sólo SuidAkrA puede ofrecernos recobran su intensidad hasta evaporarse en el aire como gotas de rocío…las dulces guitarras resuenan y acompañan el curso de los arroyos, mientras los titánicos riffs truenan de fondo augurando la llegada de un inminente peligro reflejado en una enorme abominación gutural…

Arkadius y sus hombres recuperan el oscuro mito irlandés de Dowth (‘Dubad’ en gaélico), que nos habla  sobre la destrucción del mundo y la creación de uno nuevo. A su vez, se trata de una tumba que data del año 3000 a.C, cuyos oscuros secretos se revelan ante nosotros a lo largo de 40 intensos minutos de pura intensidad. Terminó la espera: los alemanes acaban de abrir el libro de la perdición y ya ningún silencio será capaz de encofrar su milenario relato…

El sonido interminable de las olas del mar enmarca la triste melodía de una gaita que abre las puertas de Over Nine Waves. Los aplastantes riffs se retroalimentan con la energía de las verdes colinas, mientras cruzan raudamente los campos en flor. Liderado por la potente fuerza de los pedales,  Dowth 2059 abre sus alas y emprende el vuelo en medio del oscuro firmamento, mientras las páginas del tenebroso tomo se agitan con intensidad. Su estructura instrumental mantiene las claves básicas de la última etapa del grupo: un inicio abrasador, proseguido por una rítmica ralentización que le aporta dinamismo y contundencia. Las voces limpias vuelven a embellecer sus místicos parajes, para nuevamente ofrecernos un derroche de energía en donde la voz de ‘Akki’ suena con un brillo excepcional. El eclipsante punteo vuelve a nuestras mentes, perpetuándose desde principios de febrero cuando nos presentaban el correspondiente videoclip.

Tras el caótico final, marcado un cierto residuo Black que acelera el pulso en memoria de sus prestigiosos tiempos iniciales, emerge el templo melódico de Battle-Cairns. La etimología gaélica los deriva a los enormes montículos de piedra natural, en donde se desarrolló la batalla en la que los Formorianos vencieron a los Nemerios, descendientes de la raza de Partholan. La cruda historia nos narra la dolorosa pérdida de sus hombres, resistiendo sólo 30 de ellos, los cuales emprendieron el viaje hacia nuevas tierras ahora conocidas como Gran Bretaña (de la familia Britan). Su suave base melódica está acompasada por el imparable ataque de Lars Wehner en la batería, que ilustra de forma  fidedigna el tumultuoso campo de batalla.

Una preciosa voz femenina nos cautiva en las primeras notas de Biróg’s Oath, acompañada por el sentido punteo de guitarra en un clima absolutamente épico de enorme profundidad. A lo lejos, el sonido de la gaita reaparece para ilustrar la dulce presencia de Birog, quien jura resguardar el oscuro libro de los Formorianos, que osan poseerlo. La tensión se acumula, y a flor de piel la dulce composición se alza ante nosotros, hasta morir en la tierna voz que le da inicio. El sonido limpio de las guitarras se entremezcla con una hoguera en mitad de la noche azulada, y Mag Mell nos ilustra la sagrada llanura de la alegría en donde los guerreros descansan eternamente siendo jóvenes y fuertes. La mágica narración enmarca con lentitud el lienzo de la isla sagrada, cuyo entorno paradisíaco es el premio al honor conseguido en batalla…

The Dark Mound genera una espesa niebla que poco a poco se disipa dando lugar a la épica imagen del monte Dowth, cuyo morador es el rey maldito Bresal Bó-Díbad. Cuenta la historia que en su reinado hubo una tremenda plaga en el ganado, por lo que el término ‘Bó-Díbad’ se traduce como ‘extinción de las vacas’. Transformado en druída, las gente acudieron generación tras generación a su tenebroso sepulcro en busca de consejo, igual que él desgraciado monarca hizo tiempo atrás quedando sellando en su interior por una maldición. Sin duda, se erige como una de las piezas más completas del álbum, marcada por los acelerados punteos melódicos que le aportan un carácter épico espectacular. Pasada su primera mitad, los cardíacos muteados se abalanzan sobre nuestro pecho quedando impregnados en ellos las leves bases de los teclados, mientras la sepulcral voz se extiende a lo largo del redoble de tambor…un tema sombrío y cargado de frustración que para muchos de vosotros se convertirá en la pieza esencial de Book Of Dowth.

La apaciguada base acústica de Balor se endurece notablemente en medio de los enfermos guturales de Arkadius, mientras el aplastante bajo de Marcus Riewaldt acompaña los espectaculares punteos. Nuevamente, se embarcan en un amplio mapa de sonidos en donde los destellos eléctricos inundan la habitación acompasados por los implacables coros. En este caso, narra el mito del dios perteneciente a los Fomoré, en cuya frente y revés del cráneo poseía dos ojos; siendo el segundo de ellos maligno y representando el fulminante rayo. La masacre perpetuada por el simple pestañeo se identifica con el insistente ataque de la púa, mediante tonos incisivos y sangrantes que reflejan la destrucción masiva a manos de aquél que mora más allá de los mares. Sin duda uno de los mejores exponentes de la furia que los Arcadios son capaces de engendrar, siendo una composición niquelada que no escatima en cuestión de arreglos.

El sonido de las praderas irlandesas comienza a envolvernos con la maravillosa introducción de Stone of the Seven Suns. Su estructura se erige como un tema popular, al mejor estilo de SuidAkrA, en el que los suaves apaciguamientos están marcadas de guitarras acústicas y los punteos resultan completamente embriagadores. Prosiguiendo con la historia, se habla acerca del enterramiento del libro de Dowth, cuya piedra es la única capaz de terminar la sangrienta contienda iniciada por Balor y sus hordas de Forminianos. Tras el sepulcro del libro de las edades, los Tuatha Dé Danann, hijos de la diosa Danu y representantes de los dioses Goidelicos se convertirán en los quintos moradores de las majestuosas tierras irlandesas, trayendo consigo el honorable culto del duida tan citado en este disco.

Fury Fomoraigh perfila el final mediante 6 minutos de tensión acumulada e indescriptible sufrimiento…se trata de una pieza alucinante, tratada cuidadosamente para aportar un final apoteósico y desolador. Su lírica recoge la amargura de los últimos Nemedianos, erradicados de la faz de la tierra por el impío poder del libro de la negrura…una ensoñación espeluznante que se alza con un espíritu heroico marcado por los fervientes riffs, con un castigador sonido que nos devuelve a los primeros años de la formación. La demoníaca figura Formoriana , que bajo la figura de la muerte ciñe sus garras sobre los moribundos druidas, se realza en un último esbozo de grandeza en los apasionados coros que recitan ”  When the truth dies, yhe race of men has come and gone“…y la tortura toca su fin con la triste aparición de Otherworlds Collide, que concluye con sabia maestría el legendario relato.

En su labor compositiva, Arkadius pone su alma y su corazón en un trabajo de carácter conceptual, que recoge con gracia y poderío la s bases arcanas de la bella Irlanda. Lejos de poder calificarse en el plano individual, su conjunto desprende tradición, lágrimas, sangre y valentía, en donde los  cantos de dolor y esperanza se enlazan en un conjunto cohesionado e inolvidable que automáticamente encontrará un rincón perpetuo en nuestro interior.  Pocos son capaces de tomar las bases de una cultura ajena y esbozar la más épica representación jamás concebida de la misma…nuevamente el sueño se tornó en tempestad y los pilares de la Tierra se agitan ante nosotros: la inmortal figura Suidakra ha vuelto a alzarse, y hoy más que nunca sus siglas relucen en señal de glorificación…

Suidakra - Book of Dowth

 

Book Of Dowth

1. Over Nine Waves
2. Dowth 2059
3. Battle-Cairns
4. Biróg’s Oath
5. Mag Mell
6. The Dark Mound
7. Balor
8. Stone of the Seven Suns
9. Fury Fomoraigh
10. Otherworlds Collide

Artista: SuidAkrA

Arkadius “Akki” Antonik – Vocals, Guitar, Keyboards
Marcus Riewaldt – Bass
Lars Wehner – Drums, Backing Vocals

Género: Melodic Black/Death Metal with Folk/Medieval Influences

Fecha de lanzamiento: 25 de marzo de 2011

Discográfica: AFM Records