El mundo del grindcore está de enhorabuena, uno de los estilos más duros para el oyente medio de metal, acaba de recibir Better to Die on Your Feet than Live on your Knees, una joya que bajo el nombre de Liberteer nos ofrece Matt Widener, un veterano de la escena grind americana con un curriculum bastante brillante debido a su paso por bandas tan míticas como Exhumed, Cretin o The County Medical Examiners.

La historia que existe detrás de este proyecto es muy interesante y merece ser contada, para entender que se oculta tras esta música, que no sólo nos quiere llegar a los oídos, si no también al corazón y lo más importante, al cerebro: El señor Matt, ya nos mostró sus primeras inquietudes políticas en su proyecto Citizen con su único disco Manifesto for the New Patriot, editado por Relapse, un disco de Grindcore agresivo y político, en el que las letras desarrollaban su compromiso con su concepto de patria. Una patria que necesita una revolución interna por parte de sus propios ciudadanos, que como amantes de su propio país, deben cambiar a los gobiernos opresores que cada día cercenan más y más derechos rompiendo el contrato social que debe ser principio fundamental de cualquier democracia.

Esto ocurrió en el año 2005, con el paso del tiempo las inquietudes políticas de Matt Widener fueron mutando hacia un anarquismo libertario, borrón y cuenta nueva, demostrando una integridad muy difícil de encontrar en la escena musical, reformó sus conceptos musicales creando un nuevo proyecto y dejando de lado su anterior encarnación musical. Así nace Liberteer, y nos llega en un época en la que realmente nos hace falta: crisis, amenazas de guerra, recortes económicos, una banca usurera e inhumana que ha llevado al mundo al borde del colapso…., para poner banda sonora a todo el odio y frustración que está generando esta situación en muchos de nosotros.

Su propuesta es un grindcore death old school con muchos toques crust e incluso pinceladas de death metal sueco, al más puro estilo Dismember, os vendrán a la cabeza nombres como Extreme Noise Terror, Napalm Death, Discharge. Canciones cortas de un espíritu muy punk, directas a la yugular, pero con un aliciente muy especial que les hará resaltar por encima de cualquier otro nombre, la inclusión de momentos melódicos y orquestales para crear un clima militar de guerra de clases poniendo una auténtica banda sonora a una futura victoria del pueblo. El disco debe ser concebido como un todo, aunque nombraré algunos cortes, no viviremos la experiencia completa a no ser que lo disfrutemos del tirón en una sola escucha, ya que las canciones están interconectadas entre sí mediante la recreación de melodías recurrentes que se repiten en varios temas tanto en su forma guitarrera como orquestal, creando un acabado final muy homogéneo y creedme cuando os digo que no os va a costar nada engancharos a él, ya que el disco se pasa en un suspiro, debido a su media hora de duración y al nulo margen para el aburriendo que nos dan sus 17 cortes.

La intro militar con ecos a película de acción The Falcon Cannot Hear the Falconer, nos sumerge dentro del disco y ya no habrá marcha atrás. El primer asalto lo realiza Build No System, rapidísimo tema con riffs punks, blast beats enloquecidos y sorpresa al final en forma de interludio épico, con una melodía que será recurrente y nos acompañará en otras composiciones del disco como el recuerdo al movimiento Occupy Wall Street, 99 to 1 o We Are Not Afraid of Ruins, momentazo death metalero, con un sonido muy europeo y la citada melodía de la intro vertebrando la canción.

La misma maniobra de batalla nos ofrece Rise Like Lions After Slumber, otro interludio épico que vuelve a enquistarnos su melodía en la cabeza, melodía que dará cuerpo al siguiente disparo, That Which is No Given But Taken, de nuevo un tema muy death y además uno de los más largo del disco 2,53 minutos de baterías a toda hostia y unos guitarreos muy suecos con punteo incluido.

Así seguirán pasando los temas, muchas veces unidos entres sí, como en las brutales Usurious Epitaph y Revolution´s Wick Burning Quick cortas, rápidas y hostiles ráfagas de odio en forma de guitarras crust conectadas entre ellas por una melodía cuartelera.

La recta final del disco es abierta por Sweat for Blood, una tremenda pieza orquestal a la altura de la épica banda sonora de La Roca u otras composiciones de cine de acción, que inaugura un nuevo tramo y a partir de cuya melodía se desarrollan temas como Barbarians At the Gate o la impagable I´m Spartacus, desarrollando de nuevo la faceta más death metalera de la banda y a la vez la más melódica con un tremendo final en el que el bajo lleva el peso de la magnífica melodía.

Mención especial merece It is the Secret Curse of Power That it Becomes Fatal, el tema más largo del disco, 3 minutos y medio de caña sin piedad donde la batería no para quieta un momento y la agresiva voz de Matt de abre paso en medio de oscuros riffs. En resumen, estamos ante un proyecto que seguro que marcará y bastante, su conjunción de un sonido clásico y la inclusión de elementos orquestales no va a dejar indiferente a ningún devorador de los sonidos grindcore, que seguro encontrarán un soplo de aire fresco a la escena, además de un valor por el que apostar de cara al futuro.

No podemos obviar su vena política, esencial para comprender el concepto del grupo y que cobra más sentido que nunca en el contexto que vivimos. En definitiva, combustible para levantarnos de nuestro sofá y luchar hasta derrotar a la maquinaria de poderes hostiles al pueblo y a su futuro.

 

 

 

Better to Die on Your Feet Than Live on Your Knees

1. The Falcon Cannot Hear The Falconer
2. Build No System
3. Without Blazon (Is The Flag I Hold Up And Do Not Wag)
4. We Are Not Afraid Of Ruins
5. Class War Never Meant More Than It Does Now
6. Rise Like Lions After Slumber
7. That Which Is Not Given But Taken
8. Better To Die On Your Feet Than Live On Your Knees
9. Usurious Epitaph
10. Revolution’s Wick Burning Quick
11. 99 To 1
12. Sweat For Blood
13. Barbarians At The Gate
14. When We Can’t Dream Any Longer
15. It Is The Secret Curse Of Power That It Becomes Fatal
16. I Am Spartacus
17. Feast Of Industry

 

Artista: Liberteer

Matt WidenerTodos los Instrumentos/Voces

 

Género: Grindcore

Fecha de lanzamiento: 13 de febrero de 2012

Origen: Estados Unidos

Discográfica: Relapse Records