CRÍTICA QUARK

Infernal War siempre fue y será una de mis bandas favoritas, por su pegada, su intención, su extremidad y su perfecta fusión entre el lado más oscuro del heavy metal con los poderosos riffs death metaleros de una escuela única en su género.

Se podría decir que esta banda es la respuesta Blackened Death a la escuela dejada por Angel Corpse en Estados Unidos o por la respuesta más extremistas de los australianos de Belligerent Intent. Porque contiene esa intensidad, fuerza y capacidad incalculable de crear ambientes explosivos y destructivos en cada una de sus canciones desde aquel split con Warhead en el 2004.

Algunos esperaran escuchar dosis behemothnianas en sus canciones como en el último disco de Hate Crusade:Zero; pero la verdad es otra. Infernal War no tiene nada que ver con Nergal y promoción. Por el contrario, ellos siguen una escuela personal desde que se llamaban Infernal SS y pregonaban solo riffs caóticos, blast beats al rojo vivo y guturaciones agudas que solo esta banda es capaz de hacer. Dicho esto, Infernal War tiene ese sonido particular y propio que hace de esta una banda difícil de comparar con otras, porque desde que salió al mercado su primera larga duración Terrorfront. Estos polacos se fueron directo a empalar a todo aquel que tenga una cruz sobre su cama o aún resé por la humanidad!!!

Pero aún las cosas no estaban dichas para esta banda polaca, porque lo que se vino dos años después en su discografía, fue una hecatombe musical para el metal extremo e inclusive discos como Of Lucifer and Lightning, The Apostasy, Morphosis, Neuthrone y Distractive Killusions de bandas de su país y de otras latitudes tuvieron que agachar la cabeza por la presencia de Redesekration: The Gospel of Hatred and Apotheosis of Genocide. Disco que llevó a su máxima expresión musical a Infernal War. Dotandoles de una reputación envidiable en el metal extremo de aquel año; desplazando por completo el evento más importante del Blackened Death Metal del 2007. Que fue el regreso de Angel Corpse, el cual pasó desapercibido y como un disco más a lado de esta obra maestra de los polacos.

Fue así que Infernal War decide esperarse 8 años para producir un nuevo álbum; y vaya que esos años de silencio fueron fructuosos, porque esta tercera placa denominada Axiom es todo lo que uno espera de una siguiente producción de una tus bandas favoritas. Renovando su sonido con pequeños detalles y arreglos que denotan esa personalidad salvaje e ilimitada de recursos caóticos y cataclismicos, enrolándose dentro de ese ambiente blacker que estos polacos nos presentaron desde su primer disco. Además, la propuesta de Piotr Kurek en la caratula del disco y de Mikołaj Żentara en todo lo que concierne a grabación, masterización y producción de estas 11 canciones de Axiom, está por encima de las expectativas de cualquier oyente y fanático de Infernal War.

Comenzando a desgranar el disco Axiom inicia con Coronation arremetiendo desde el saque a cualquiera que se le interponga en su camino, sin la presencia de trigeers. Sonido puro de blast beats diabólicos por parte Stormblast (batería). Luego la banda decide calmarse por segundos para luego sacrificar los oídos con pura chacalidad y barbarie humana de Triumphator y Zyklon en las guitarras. Sin dejar de lado la voz de Herr Warcrimer, quien cubre todos los campos azotadores con guturaciones rasposas.

Militant Hate Church comienza calmando las aguas del tema previo, ennegreciendo sus riffs al máximo para iniciar la masacre de blast beats y doble pedal potentes que solo Infernal War es capaz de hacer y que nos presentó desde su primer disco. Esta vez los guitarristas deciden alejarse un poco de su matriz oscura y ponerle énfasis a su lado deather. Recreando y manipulando las notas duras y pesadas de esta matriz tan anhelada por muchos.

Into Dead Soil no dice nada más!!… Solo sigue el camino del primer tema, pero esta vez nutrido de solos y variaciones rítmicas en ciertos momentos, cabalgando y marchando a través de ríos de sangre y tones de guerra que desembocarán en los inquebrantables blast beats de Stormblast.

Paradygmat continua arremetiendo los oídos sin misericordia, donde la ejecución de Stormblast nuevamente es predominante a cada instante. Manejando los tiempos acelerados con un cálculo impresionante en sus dedos y muñeca. Luego se tiene Nihil Prayer, donde la música de Infernal War se torna compresible, cabalgando y marchando hacia los primeros disparos metralleticos de tarola, los cuales son separados por un solo corto de guitarra y ritmos thrashers.

En The Parallel Darkness la masacre continua, pero esta vez dotado de un riff blacker de sustancia deather. Entreviendo distintas variaciones en el riff inicial para que el tanque de Stormblast nuevamente comienza a cambiar los contextos y escenarios de Infernal War. Pero la parte más llamativa del tema comienza al minuto con cuarenta segundos. Cuando todo el endemoniando tren disminuye completamente la velocidad de doble pedal; y es ahí que, Zyklon introduce solos frenéticos por el promedio de veinte segundos.

En Transfigure las aguas misteriosas y tenebrosas se apoderan de los parlantes, dejando el espacio perfecto para que los blast beats sean intercalados entre los clásicos tupa tupa y los acelerados. Los cuales preparan el camino para que su dosis Thrash se apodere del tema y aparezcan nuevos blast beats y redobles de tarola, destruyendo cualquier tímpano joven.

Eater Of Hope, Camp 22 y No Forgiveness continúa con las masacradas de tarola, dotados de partes feroces y poderosas de una banda que no pierde el tiempo en encontrarse con sus lados más dóciles. Esto es puro Blackened Death Metal del más abominable y detestable que puedan haber parido estos 5 feroces entes. A lo cual, ellos intercalan sus ferocidades con esa raíz salvaje y rompe cuello, sin la necesidad de hacer coros o añadirle misteriosos toques progresivos de los últimos años. Solo puro y feroz metal visceral!!!

Cerrando el disco nos encontramos con Axiom, tema que da nombre al disco y que de cierta manera comienza con una temática musical distinta. Reduciendo los campos de blast beats acelerados a partes calmadas pero salvajes. Enfocándose en cambiar por completo la perspectiva de Infernal War, e inclusive la voz de Herr Warcrimer introduce otro efecto vocal a este tema, para separarse de las otras 10 canciones. Se podría decir que es el tema más pogueable del disco, porque contiene contextos capaces de llevarse con el compás del pogo o con el headbanging tradicional.

Sin más que decir, Axiom regreso de las fauces del infierno para reclamar su trono Blackened Death Metal en todo Europa y porque no, de todo el mundo!!!… Cuernos arriba para esta banda y disco endemoniado!!!.

 

Tracklist

1. Coronation
2. Militant Hate Church
3. Into Dead Soil
4. Paradygmat
5. Nihil Prayer
6. The Parallel Darkness
7. Transfigure
8. Eater Of Hope
9. Camp 22
10. No Forgiveness
11. Axiom

Infernal War – Axion

Género: Blackened Death Metal

Origen: Polonia

Lanzamiento: 17 de Abril de 2015

Discográfica: Agonia Records