CRÍTICA QUARK

El año pasado y este año fueron los regresos de grandes bandas que marcaron una antes y después dentro de la escena estadounidense y mundial. Debido a los nuevos discos de Internal Bleeding, Imperium del 2014 por medio de Unique Leader y el extremadamente publicitado regreso de Skinless con Only The Ruthless Remain este año por medio de Relapse Records. Donde se retoma la batuta de la escena neoyorquina de cortes Slam, Groove y Brutal de gran descendencia; pero dentro de estos publicitados retornos faltaban unos cuantos regresos de Embrionic Death, Repudilation, Entorturement y los citados Immortal Suffering con su primera larga duración Asylum.

Aunque de las cuatro últimas bandas citadas, solo una regreso bajo un sello poco conocido en el ambiente mundial y solo conocido dentro del ambiente purulento, fecal y brutal. Pues sí, estamos hablando de Immortal Suffering, banda que hace dos años presento un recopilatorio titulado Images of Immortal Damnation de todas sus producciones previas realizadas en demostraciones, Splits y muchos más detalles bajo el sello español de Pathologically Explicit Recordings. Siendo una completa insolación de canciones ceñidas a la vieja usanza y provistas de carácter personal, las cuales marcaron un regreso exitoso para todos aquellos que estamos metidos en las cloacas de esa escena desde los noventas.

Fue así que Asylum llega a mis manos después de un mes y medio de editado en el mundo. Y para serles sincero tenía pocas esperanzas de encontrarme con un disco potente y seguro de sí mismo. Porque luego de los regulares retornos de Skinless e Internal Bleeding, las ganas de adquirir este primer álbum de Immortal Suffering estaban decaídas. Fue así que me deje llevar por la impresión de su compilatorio del 2013 y adquirí el disco. Entonces, puse el disco al reproductor y todo ese ambiente nostálgico de algo bien tocado y con huevos salió a flote, llevándome una sorpresa inimaginable después de introducirme las siete canciones sin pares y sin consultas. Veinte y dos minutos de pura intensidad combinada de momentos inmortalizados en su propio sonido, que recaen plenamente como el mejor regreso de la escena aclamada de New York.

Inicialmente esta nueva presentación de Immortal Suffering saldría bajo EP, pero por manejos internos y del sello es que la banda decide apuntar a su primera producción de larga duración. Tomando la mejor de las decisiones al hacerlo, porque en nuestros tiempos, una banda que regresa sin haber grabado un disco completo en los noventa y después de 23 años no haberlo planificado. El resultado en muchos de los casos es una catástrofe, pero en el caso de este Asylum todo resulto viento en popa. Demostrando que su silencio fue capaz de preservar su sonido a través de los años y que no necesitan de un sello omnipotente en las redes sociales para ser el mejor regreso de New York.

El disco en físico no tendrá una presentación ostentosa, pero cumple la función con su caratula y algunos detalles en el arte gráfico de compenetrarte con su música y poder seguirles el paso a través de la buena producción de Joe Cincotta de Full Force Recording Studios.

Intestinal Strangulation es la canción elegida para abrir el disco con una breve trifulca verbal y luego pasar de una sola al puñetazo en la mejilla, para que los potentes hammer blast beats de Rudy Lopez y las voces de Ray LeBron junto a las de Ralph Spadafora destruyan tus tímpanos. Obteniendo un sonido perfecto y clásico al momento de fusionar todos los instrumentos y tenerlo sonando alrededor de casi dos minutos en tus parlantes.

S.T.F.U.C. sigue con la sencillez de sus hammer blast beats, pero esta vez intercalados con partes densas y llenas de riffs agudos de Joe Provvisiero y Leo Bakman. Quienes son los encargados de construir y diversificar su propia esencia en los sonidos clásicos del Slam y brutales de los noventa. Sin la necesidad de reinventar el género o volverse cada vez más pútridos al momento de intensificar sus ritmos. Epa!!… Y no olvidemos el sello de casa de la escena New Yorquina con toques groove que remecieron el mundo extremo del Heavy Metal.

Murder-Suicide es uno de los mejores temas del disco y espero que tenga video clip, porque comienza directo al grano con una introducción clásica y hammer blast beats lentos, que poco a poco se diversifican en más juegos de redobles y golpes constantes de un crash de 16” de manera cortante. Otro factor a resaltar son las inmensas gamas vocales que le ponen ambos vocalista, porque nutre de nuevos contextos tormentosos e infectados de pura muerte al mismo estilo de los primeros discos de Broken Hope.

Slaughtered Souls, otra canción que se lleva los laureles. Porque retrata perfectamente ese sonido añejo, haciéndolo sencillo y digerible para cualquier oído. Donde los clásicos elementos de subir escalas en las mismas notas y dejar momentos sueltos para que la batería entre reventando a mas no poder, son la formula exacta para que Immortal Suffering se provea de su propio sonido. Y a ello, los arpegios en dos oportunidades en la parte casi inicial y en la parte final, son simplemente característicos de una temporada perdida.

Suffering of the Immortal, sigue los viejos patrones de Broken Hope en el Swamped In Gore o The Bowels of Repugnance. Con partes machacantes, voces profundas intercaladas de la esencia groove que en muchos de los casos pisan el lado pornogore de años posteriores. Donde la fresita de la torta por parte de las cuerdas y del cambio rotundo llega al minuto con veinte y nueve segundos. Presenta otra matriz musical que hace años no me transmitía una banda de este tipo.

Llegando al final del disco, Immortal Suffering decide compenetrarse con sus fanáticos y regalarnos esas dosis profundas y semi slameadas de antaño, que se mezclan con su partes grooves de los noventa en Beast e Ice Pick Lobotomy. Cerrando un disco de buen corazón y sentimiento noventero, donde las mayores aspiraciones son; no tener que copiar al resto o seguir la secuencia de su propia música. Sino tener los suficientes cojones de hacer algo que Internal Bleeding y Skinless no pudieron, demostrar que son una banda compacta y que no se necesita de ralentizar o experimentar con nuevas cosas y tiempos.

 

Tracklist

1. Intestinal Strangulation
2. S.T.F.U.C.
3. Murder-Suicide
4. Slaughtered Souls
5. Suffering of the Immortal
6. Beast
7. Ice Pick Lobotomy

Immortal Suffering – Asylum

Género: Death Metal

Origen: Estados Unidos

Lanzamiento: 10 de Junio de 2015

Discográfica: Ossuary Industries