Por fin tenemos en nuestras manos el esperado nuevo disco de los madrileños Hamlet, el cual es una gran obra en todos los sentidos, en donde se aprecia una madurez musical tremenda, adquirida a lo largo de sus 15 años de carrera. Dos años después de La Puta y el Diablo, vuelven a deleitarnos con un disco potente y agresivo, con un trasfondo muy interesante girando en torno al concepto que da título al disco, Amnesia.

Reubicados en el sello nacional Kaiowas Records, esta banda ha sabido abrirse camino y puliendo un sonido propio a medio camino entre el trash metal más moderno, el Groove Metal y el Metalcore que tanto está despuntando en los últimos años. Hamlet siempre han sido un grupo que ha sabido evolucionar, dando un paso más disco a disco, lo que ha contribuido a su gran éxito y ha establecerse como uno de los referentes nacionales. Este nuevo trabajo no iba a ser menos, y vuelven a dar otra vuelta de tuerca, consiguiendo un sonido más duro y agresivo, con unos registros vocales que rozan los guturales y unos riffs potentes, consiguiendo así una consistencia completamente dura y profunda a lo largo de once temas, donde la masterización a cargo de Fredrik Nordström (Arch Enemy, Dimmu Borgir) en Suecia, a sido un gran punto a su favor.

El disco abre con Origen, tema que sirve de intro al disco, donde podemos apreciar un sonido afilado y agresivo, pero con una fuerte carga melancólica. Si os soy sincero, los primeros riffs de este tema me recordaron bastante a los finlandeses Swallow the Sun, con lo que ya me engancharon desde el primer momento.

La siguiente en la lista es La Fuerza del Momento, tema ya conocido por casi todos, ya que fue el tema elegido como adelanto de este trabajo. Que decir de este tema que no se haya dicho ya, muy agresivo pese a no ser un rápido, cosa que no les resulta un inconveniente para desarrollar una agresividad tremenda sin ningún tipo de miramiento.

El tercer corte, titulado Entre la Niebla, comienza con un pesado riff y un rugido que nos abre las puertas de un tema muy completo, equilibrado y rico en detalles. Mientras que en el tema anterior las voces eran tranquilas a lo largo del tema, dejando los registros más desgarrados para el estribillo, en este tema es exactamente al contrario. Un desarrollo agresivo con unos rugidos tremendos y unos estribillos con una carga melancólica tremenda, muy al estilo de la intro.

Mi Soledad, desde el primer instante nos deja entrever de que va el asunto. Rapidez y cambios de ritmo, intensidad y rabia. Un tema directo en el que una vez más consiguen un equilibrio perfecto entre agresividad y partes más calmadas.

Con Deja Vu nos encontramos un tema con un riff de sonido muy southern, al más puro estilo de grupos como Down o los paisanos Hell’s Fire. Corte muy movidito y animado que sin duda será una auténtica fiesta en sus directos, si deciden incluirlo.

Seguimos con La Sombra del Pasado, donde el trabajo de Molly a las voces es simplemente espectacular, sin desmerecer en absoluto al resto de la banda, que han conseguido entre todos un gran tema (amén de un gran disco en general), muy potente, repleto de detalles y unos cambios de ritmo muy logrados a lo largo de todo el tema, con un final completamente desgarrador.

Sin darnos apenas cuenta, hemos superado la mitad del disco. El séptimo tema del disco, Despertar sin Vida, es un muy rápido y frenético, con una agresividad pocas veces vista en sus composiciones, manejando un equilibrio excelente mezclando rabia y melancolía en las mismas partes. Gran tema sin ninguna duda.

Un Mundo en Pausa, de nuevo agresividad a raudales. Es el otro tema que ya conociamos, el que fuera elegido como single y para el que grabaron un videoclip que ya os mostramos en su día. Y no es casualidad que lo hayan escogido como single, ya que es un tema que resume a la perfección el contenido de este trabajo: rabia, letras reflexivas y potencia.

El siguiente tema, Estado de Fuga, continua la misma linea afilada de todo el trabajo, con un inicio algo más comedido en cuanto a velocidad, pero sin perder un ápice de su violencia, y que a medida que avanzan los segundos va cogiendo carrerilla y poniéndose más y más intenso.

La cosa se va acabando, y con el tema Al Tercer Día no pierden el tiempo. Inicio muy rápido y potente, muy thrashero, otro de los temas más duros y agresivos de todo el disco. Toda una delicia.

Y por último, Desesperación, tema que fijo se convertirá en un himno en los directos del grupo, en el que vuelven a hacer gala de una melancolía que destrozan en mil pedazos con ramalazos de rabia e ira contenida, con un punto final apoteósico.

Once temas de pura caña, con un saber hacer impresionante y unas ideas conjugadas a la perfección. Un disco muy rico y completo, con un sonido copmpacto pero variado, manejado con una soltura tremenda. Sin duda, uno de los mejores trabajos del año de nuestro panorama nacional, que nada tiene que envidiar a los grandes nombres del extranjero.

 

 

Amnesia

1. Origen
2. La Fuerza del Momento
3. Entre la Niebla
4. Mi Soledad
5. Deja Vu
6. La Sombra del Pasado
7. Despertar sin Vida
8. Un Mundo en Pausa
9. Estado de Fuga
10. Al Tercer Día
11. Desesperación

 

Artista: Hamlet

Molly– Voces
Alberto Marín – Guitarra
Luis Tárraga – Guitarra
Álvaro Tenorio – Bajo
Paco Sanchez – Batería

Género: Groove Metal / Metalcore / Thrash Metal

Fecha de lanzamiento: 26 de Septiembre de 2011

Origen: España

Discográfica: Kaiowas Records